Presentación

¡Bienvenido!

En este blog iré presentando distintos temas, tanto históricos como más actuales, relacionados con este olvidado rincón del Noroeste.

Ahora mismo, el objeto principal de mi interés es el estudio de los antiguos lugares sagrados y sus pervivencias en nuestro patrimonio cultural y arqueológico. Este blog es la continuación del estudio etnoarqueoastronómico con marco geográfico en el valle alto de los ríos Duerna y Turienzo en la comarca leonesa de Maragatería cuyos resultados publiqué en el libro Teleno, Señor del Laberinto, del Rayo y de la Muerte. En este libro se sientan las bases sobre el origen y pervivencias de un calendario prehistórico basado en equinoccios, solsticios y fiestas de media estación, los fundamentos de la práctica astronómica antigua y el uso de los lugares de culto prehistóricos como calendario en el paisaje.

A la derecha puedes encontrar varias páginas con un índice temático que relaciona las distintas entradas publicadas clasificadas por temas, un índice geográfico que visualiza en un mapa los lugares estudiados, una página con enlaces a aplicaciones o utilidades de interés y una biblioteca con libros y artículos digitalizados sobre temas tales como Arqueología, Astronomía, Arqueoastronomía, Historia de las Religiones, Tradición Popular, Historia, etc.

Si deseas corregir, matizar, opinar o pedir más información sobre lo aquí apuntado, te animo a participar.

miércoles, 20 de junio de 2018

Los petroglifos de Rabanal de Abajo






Peña Derecha
¿Recordáis aquel artículo(1) sobre los petroglifos de Zarameo, Matalavilla, Palacios del Sil? Aunque ahí no lo conté pero aquella salida finalizó con una visita a una casa particular de Villarino, la de Vicente, que muy amablemente nos mostró unos petroglifos presentes en unas losas del suelo del patio, que según nos contó su propietario, ya trajo su padre desde La Escrita acarreados por unos bueyes. De confirmarse su autenticidad estaríamos ante uno de los pocos ejemplos de zoomorfos grabados en la provincia de León. El otro está en Ucedo(2). Lo más notable de este grabado es lo mucho que recuerda a uno de los motivos presentes en las pinturas rupestres del abrigo de Finales, también conocido como La Escondida, en Librán. Pues bien, en este artículo José Anglés muestra que el área de extensión del arte rupestre se extiende desde Ancares, Burbia, A Somoza y Ribas del Sil a Laciana, concretamente Rabanal de Abajo, y comenzamos nuestra andadura precisamente en La Escrita, el lugar de procedencia de este antropomorfo tan curioso.

Brañadurria

La Brañina




El Cornón, al fondo a la derecha
Monte Glacheiro
Después nos encaminamos a Brañadurria donde encontramos más grabados en el pavimento de algunas casas y pasamos del valle del Urria al de la Brañina donde José me mostró una roca que afloraba del suelo con tres curiosas cazoletas. El paisaje circundante está franqueado por Monte Glacheiro, donde se pone el sol del solsticio de verano, y el Salgueiral con una vista abierta hacia el norte dominada por el Cornón. Las declinaciones producidas por los seis alineamientos definidos por pares de cazoletas son 39.0, -19.5, 4.5, 16.4, 47.9 y -20.8, es decir, dos de ellos corresponden a la salida de la luna en el lunasticio menor al Sur y otra la salida del sol en las fiestas de media estación de primeros de mayo y agosto.

Los cálculos en este enlace.



-------------------------------------------------------------------------------------------------------
(1) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Los petroglifos de Zarameo, Matalavilla, Palacios del Sil, Asturiensis Prouincia Indigena, 2018, https://asturiense.blogspot.com/2018/05/los-petroglifos-de-zarameo-matalavilla.html

(2) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., El zoomorfo y líneas de cazoletas de Ucedo, Asturiensis Prouincia Indigena, 2016, https://asturiense.blogspot.com/2016/10/el-zoomorfo-y-lineas-de-cazoletas-de.html

sábado, 16 de junio de 2018

La Peña la Agüela de Fenar de Candanedo



Recordemos otra vez aquel artículo que dediqué a la figura mitológica de La Vieja(1). Ahí hicimos mención a la Peña La Agüela de Fenar de Candanedo donde según la tradición vive una vieja que regala tortas a quien la visita. Un etnotexto recogido por Jose Luis Puerto nos permitirá un mayor detalle:

Bueno, sí, una que hacía ahí en Valdequintana, que amasaba y que llevaba los jueves a vender el pan pa el mercao a la Pola. Pero, bueno, eso eran leyendas. [Decían que era la vieja del monte] Sí, que amasaba el pan y lo llevaba a vender, las hogazas, a Pola. [¿Era una mujer de verdad?] No, no, qué va, qué va. Allí no había nada, solo es una peña, lo que pasa que, yo qué sé. Sí, sí, es una peña que hay, que es la Peña la Agüela siempre, la Peña la Agüela.
Sí, sí, que había una señora allí que amasaba y los jueves llevaba al mercao a vender las hogazas a Pola. Pero ahí no existe vieja ni nada(2).

Esta narración oral sobre la Vieja no es un simple cuento, está ligada a un lugar muy concreto, La Peña La Agüela. Es razonable preguntarse qué tiene de especial.






Hace un año la visité. Se encuentra en una zona como de atalaya rocosa, en una roca con una oquedad bastante amplia en su interior. Desde su interior la vista se limita a dos picos: Peña Castro y Alto La Peña, siendo en este último donde se produce la puesta de la luna en su lunasticio mayor al Norte. En un artículo anterior, La Vieja en el Alto la Tía, Horcadas(3), estudiamos un lugar legendario, el Alto La Tía, desde donde se asiste a la puesta de la luna en el lunasticio menor sobre Peña Verada. Éste tenía grandes concomitancias con Fuisagrao de Pedredo desde donde se producía el mismo fenómeno sobre la Cetrera del Teleno(4). Ahora es el lunasticio mayor al norte, pero luna al fin y al cabo. Podría ser, y esa es mi teoría de trabajo, que se trata de una reminiscencia de un antiguo lugar de culto, especial por la propiedad de producir este fenómeno astronómico.

Los cálculos en este enlace.
--------------------------------------------------------------------------------------------------
(1) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Quién es la Vieja, Asturiensis Prouincia Indigena, 2017, https://asturiense.blogspot.com.es/2017/01/quien-es-la-vieja.html

(2) Mª Mar Suárez Gutiérrez, Candanedo de Fenar, PUERTO, J. L., Leyendas de tradición oral en la provincia de León, 2011, p. 289

(3) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., La Vieja en el Alto la Tía, Horcadas, Asturiensis Prouincia Indigena, 2018, https://asturiense.blogspot.com/2018/05/la-vieja-en-el-alto-la-tia-horcadas.html

(4) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Cultos a la Luna en Maragatería: Pedredo, Asturiensis Prouincia Indigena, 2015, https://asturiense.blogspot.com.es/2015/04/cultos-la-luna-en-maragateria-pedredo.html

miércoles, 13 de junio de 2018

Petroglifos de Pedra Cabalar, Teixeira












Al pie del Monte de Pedra Cabalar, en Teixeira, hay una fuente con cinco caños, cada uno dedicado a curar una dolencia: Fuente Rubia para abrir el apetito, Fuente Blanca para los males de estómago, Fuente Xipela para la piel, Fuente Almorrana para aliviar las hemorroides y Fuente Carvalliños para el hígado. Ahí me condujo hace un año José Anglés para mostrarme dos rocas con cazoletas en sus inmediaciones. Desde aquí los montes más destacados a la vista son Vedualito, Catoute y Gistreo, sobre los que no se producen alineamientos de interés.





La primera roca consistía en una laja con cazoletas poco profundas, destacando un conjunto de tres formando triángulo. De la seis direcciones producidas una señala la salida del sol en las fiestas de media estación de primeros de mayo y agosto con una elevación de algo más de 2º y otra la salida del sol en el solsticio de invierno con una elevación de casi 20º.





La segunda, más próxima a la fuente, es mucho más compleja, com más cazoletas, destacando tres muy profundas. Nuevamente se producen dos alineamientos de interés entre los seis posibles: en la puesta del sol de las fiestas de media estación de primeros de mayo/agosto con una elevación de 25º y en la salida de las fiestas de primera estación de primeros de febrero/noviembre con una elevación de 1º.

De acuerdo a estos resultados parece que el alineamiento entre cazoletas relativo a las fiestas de media estación de primeros de mayo y agosto, que se repite en ambas rocas, permitiría subrayar el carácter milagroso y curativo de las aguas de la fuente próxima. En la celebración tradicional de las fiestas de primero de mayo el agua adquiere especiales propiedades: realza la belleza, mantiene la salud o es ingrediente para fabricar hechizos, y es el tiempo en el que, en la mayor parte de Europa, se hacen rogativas para pedir lluvias(1).

Los cálculos en este enlace.

------------------------------------------------------------------------------------------------
(1) CARO BAROJA, J. La estación de amor, Taurus, Madrid, 1986, 1ª ed. 1979, pp. 78-80
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...