Presentación

¡Bienvenido!

En este blog iré presentando distintos temas, tanto históricos como más actuales, relacionados con este olvidado rincón del Noroeste.

Ahora mismo, el objeto principal de mi interés es el estudio de los antiguos lugares sagrados y sus pervivencias en nuestro patrimonio cultural y arqueológico. Este blog es la continuación del estudio etnoarqueoastronómico con marco geográfico en el valle alto de los ríos Duerna y Turienzo en la comarca leonesa de Maragatería cuyos resultados publiqué en el libro Teleno, Señor del Laberinto, del Rayo y de la Muerte. En este libro se sientan las bases sobre el origen y pervivencias de un calendario prehistórico basado en equinoccios, solsticios y fiestas de media estación, los fundamentos de la práctica astronómica antigua y el uso de los lugares de culto prehistóricos como calendario en el paisaje.

A la derecha puedes encontrar varias páginas con un índice temático que relaciona las distintas entradas publicadas clasificadas por temas, un índice geográfico que visualiza en un mapa los lugares estudiados, una página con enlaces a aplicaciones o utilidades de interés y una biblioteca con libros y artículos digitalizados sobre temas tales como Arqueología, Astronomía, Arqueoastronomía, Historia de las Religiones, Tradición Popular, Historia, etc.

Si deseas corregir, matizar, opinar o pedir más información sobre lo aquí apuntado, te animo a participar.

sábado, 12 de mayo de 2018

Una excursión por las tierras de la Fuente de María González









Hace muchos años cayó en mis manos una pequeña guía sobre las comarcas de Ancares, Cervantes e Ibias escrita por Miguel “Yuma” en el que aderezaba la descripción de las distintas rutas con algunos relatos populares locales. Uno de los que más llamó mi atención fue el de la Fuente de María González que decía así:

Lleva el nombre de una mujer que llegó al pueblo a mediados de un crudo invierno, hace muchísimos años. Venía de algún lugar de Asturias y preguntaba a la gente que se encontraba a su paso, si conocía una fuente con unas características que ella detallaba minuciosamente y citaba nombres de terrenos y trochas.
Había recorrido un largo camino preguntando y nadie le había dado respuesta, hasta que en Piornedo sí supieron de qué fuente se trataba. La mujer, al parecer, era alta, pero andaba encorvada porque se encontraba al borde de la muerte: estaba muy enferma. Tenía una dolencia extraña que la corroía por dentro y ni los mejores cirujanos de la época habían sabido atajarla. Había probado infinidad de remedios sin resultado, hasta que cayó en sus manos una lienda escrita en ajado pergamino que hablaba de la fuente y, bajo ciertas circunstancias, de su poder casi milagroso.
Un vecino acompañó a la desdichada hasta el lugar exacto y, cansado de aconsejarla que no se quedara, que podía morir congelada o comida por los lobos, allí la dejó sola. Nadie sabe cómo aguantó entre los hielos durmiendo sin fuego en la cercana cabaña de pastores.
Al noveno día la vieron bajar del monte, por el mismo camino que tú has tenido. Llegó muy débil, pero el color había vuelto a su piel y los ojos brillaban con renovada energía.
Dicen que contó que se había bañado desnuda en la minúscula poza nueve veces al día durante los nueve días, hasta que el último vio crecer una nube negra de por la parte del pico de Cuerno Maldito. Aquella nube bajó hasta la fuente y lo envolvió todo con una atmósfera fría e irrespirable. En aquel momento le reventaron los pechos y por las heridas salió sangre oscura y maloliente. La nube desapareció como absorbida por el agua del manantial y a la mujer le quedó una cicatriz en cada seno por donde se había ido el terrible mal. Desde aquel asombroso suceso, la fuente se llama de María González(1).

Hace un año recorrimos la zona mis amigos José Anglés, Carmen González y yo mismo en busca de petroglifos, prospección que como veréis fue bastante fructífera. Seguíamos los hallazgos de Xavier Mouré de Campo Redondo(2) y de la Cabana dos Estremeños(3) a los que tenemos que añadir los desconocidos hasta ahora de la Mallada de Meixón que encontramos gracias a la intuición y ojo de José Anglés.

Campo Redondo



Sierra de Villous
Pico do Agulleiro. Pico izquierda puesta sol en Imbolc/Samain
Los primeros son los de Campo Redondo en la parte superior de una roca destacada en medio de la campa. Los hitos del paisaje se limitan a la Sierra de Villous, sin una cima particularmente conspicua, y dos montes del Pico del Agulleiro, especialmente acentuado el de la izquierda, precisamente donde se pone el sol en las fiestas de media estación de primeros de febrero y noviembre: un acierto de tres que supone una probabilidad del 27.2% de que se deba a una simple coincidencia(4).

Cabana dos Estremeños

Mostallar. Salida sol Imbolc/Samain



Pico do Agulleiro. Pico derecha solsticio verano.


Más adelante nos encontramos con la Cabana dos Estremeños donde, además del afloramiento con cazoletas documentado por Xavier Mouré, encontramos otra roca repleta de cazoletas y una pequeña roca plana con unas pocas. La línea del horizonte está dominada por un imponente Mostallar aunque también destacan las dos cimas Pico del Agulleiro. Desde los primeros petroglifos el Mostallar constituye una precisa referencia para señalar el nacimiento del sol en las fiestas de media estación de primeros de febrero y noviembre, mientras que desde los segundos es otra cima del Pico del Agulleiro el que sirve para señalar la puesta en el solsticio de verano. Cada una de las rocas con cazoletas observa tres direcciones con cada uno de los referentes a los que me he referido, es decir, 9 posibilidades en total de las que 2 son aciertos, por lo que la probabilidad de que estos se deban a una simple coincidencia es del 22.3%. El que estos tres puntos con cazoletas estén tan próximos invita a considerar las direcciones de los pares que se producen: los dos primeros coinciden con la salida del sol en el solsticio de invierno, el tercero con el primero la puesta de la luna en su lunasticio mayor al Norte y con el segundo en el lunasticio menor al norte. Es decir, tres aciertos de seis posibles direcciones de pares que suponen una probabilidad del 1.4% de ser simple coincidencia. No he considerado las direcciones definidas por cazoletas de la primera roca, aunque invita a ello.

Majada de Meixón




Pena Longa

Puesta en el lunasticio mayor Norte









Finalmente nos dirigimos, siguiendo la intuición de José a la que luego nos enteramos que se conocía como Mallada de Meixón donde encontramos varias rocas con cazoletas, algunas muy notables, y una peculiar línea grabada. Dejando de lado el relieve de forma aserrada de la accidentada ladera del Pico de los Lagos al pie de la cual se encuentra la majada podemos considerar como puntos destacados del paisaje a la Pena Longa así como otros dos montes innominados hacia poniente, en la loma de la Sierra de Villous, siendo, en el más septentrional, donde se produce la puesta de la luna en el lunasticio mayor Norte. La línea grabada tiene un acimut de 48/228º que supone unas declinaciones de 34.3º ó -13.7º. Las únicas explicaciones como alineamientos estelares con significado calendárico son la puesta acrónica del Cinturón de Orión en el 2350 a.C. o el orto heliaco de Arturo, ambos en coincidencia con el equinoccio de otoño. Ahora estudiaremos los alineamientos que se producen entre pares de rocas. Del total de 18 alineamientos entre pares encontramos uno en la puesta del sol de las fiestas de media estación de primeros de mayo y agosto, otro en la puesta del sol del solsticio de verano, otro en la puesta del lunasticio menor al Sur y finalmente otro triple en el amanecer de las fiestas de media estación de primeros de febrero y noviembre. La probabilidad de que se deban a una simple coincidencia es del 0.4%.

Esta majada de Meixón está relativamente cerca de la Fuente de María González. Ya habíamos tanteado su emplazamiento en un artículo anterior, el dedicado a la Fuente de las Brujas de la Tercia(5). Ahora conocemos su emplazamiento con más precisión: respecto al pico más septentrional del Pico del Agulleiro se produce la puesta del sol en el solsticio de verano, lo que demuestra sus legendarias propiedades curativas.

Los cálculos en este enlace.
-----------------------------------------------------------------------------------------------
(1) GARCÍA “YUMA”, M., Ancares, Cervantes e Ibias, Everest, 2ª Edición, 2000, pp. 157-158

(2) http://patrimoniogalego.net/index.php/51403/2013/11/petroglifo-da-campa-de-campo-redondo/

(3) http://patrimoniogalego.net/index.php/31834/2013/01/petroglifo-da-mallada-do-piornedo-ou-cabana-dos-estremenos/

(4) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Evaluación estadística de observatorios astronómicos prehistóricos, 2012, Asturiensis Prouincia Indigena, http://asturiense.blogspot.com.es/2012/03/evaluacion-estadistica-de-observatorios.htmlcos prehistóricos

(5) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., La Fuente de las Brujas de la Tercia, Asturiensis Prouincia Indigena, 2016, https://asturiense.blogspot.com.es/2016/05/la-fuente-de-las-brujas-de-la-tercia.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...