Presentación

¡Bienvenido!

En este blog iré presentando distintos temas, tanto históricos como más actuales, relacionados con este olvidado rincón del Noroeste.

Ahora mismo, el objeto principal de mi interés es el estudio de los antiguos lugares sagrados y sus pervivencias en nuestro patrimonio cultural y arqueológico. Este blog es la continuación del estudio etnoarqueoastronómico con marco geográfico en el valle alto de los ríos Duerna y Turienzo en la comarca leonesa de Maragatería cuyos resultados publiqué en el libro Teleno, Señor del Laberinto, del Rayo y de la Muerte. En este libro se sientan las bases sobre el origen y pervivencias de un calendario prehistórico basado en equinoccios, solsticios y fiestas de media estación, los fundamentos de la práctica astronómica antigua y el uso de los lugares de culto prehistóricos como calendario en el paisaje.

A la derecha puedes encontrar varias páginas con un índice temático que relaciona las distintas entradas publicadas clasificadas por temas, un índice geográfico que visualiza en un mapa los lugares estudiados, una página con enlaces a aplicaciones o utilidades de interés y una biblioteca con libros y artículos digitalizados sobre temas tales como Arqueología, Astronomía, Arqueoastronomía, Historia de las Religiones, Tradición Popular, Historia, etc.

Si deseas corregir, matizar, opinar o pedir más información sobre lo aquí apuntado, te animo a participar.

lunes, 21 de mayo de 2018

La Vieja en el Alto la Tía, Horcadas




Los seguidores de este blog recordarán el artículo que dediqué al significado del remotísimo mito de la Vieja, la faceta invernal de la Gran Diosa(1). En éste explicaba que La Vieja está muy presente en la toponimia, en particular en la leonesa, y ponía como ejemplo un dato apuntado por Nicolás Bartolomé Pérez: el Alto de la Tía en Horcadas, en la montaña oriental leonesa. Dejemos ahora que Nicolás Bartolomé nos dé más detalles:

En el extremo oriental de la montaña leonesa encontramos otra misteriosa «tía», término que en el León rural se aplica como tratamiento de respeto a cualquier anciana, aun cuando no exista relación de parentesco. Cerca del pueblo de Horcadas tenemos el Alto la Tía, un monte de casi 1.600 metros, doncon un gran montón de piedras y estacas que representa a una mujer gigantesca y fantasmagórica que fue construido por pastores de merinas, quienes tenían la costumbre de construir «tías» cerca de sus altas majadas(2).




















Pico Loto


La construcción de montones de piedras tiene un origen remoto y sagrado. Aunque en la antigüedad tenían una función religiosa compleja, desde la Edad Media hasta la actualidad han venido siendo utilizados, y también construidos, sólo como mojones, y en la actualidad como un simple fenómeno estético que en algunos lugares está produciendo importantes perjuicios medioambientales. Su antigua función sagrada es recordada con tradiciones de seres míticos que los habitan, con su integración en el cristianismo mediante una cruz o con la conocida tradición de depositar piedras en él. No podemos menos que recordar aquella referencia de Martín de Braga a tradiciones paganas en el noroeste peninsular:

Otro demonio, por fin, quiso llamarse Mercurio, que fue el inventor doloso de toda clase de robos y fraudes. A este los hombres avaros le ofrecían en sacrificio, como al Dios del lucro, montones de piedras, que lanzaban al pasar por encrucijadas de los caminos(3).

Existe una honda creencia que los montones de piedras constituyen la morada de antepasados míticos, ya sean hadas o gigantes, o que han quedado convertidos en piedra por algún pecado(4). Su explicación, ya lo hemos dicho en alguna otra ocasión, está en el cambio de actitud respecto a los muertos que surge con los primeros agricultores y ganaderos y que se traduce en el culto a los antepasados(5). El peligroso espíritu del difunto es aprisionado en la piedra, para que no cause daño, y sea objeto de ofrendas. Así, el megalito como piedra sacralizada por el espíritu que alberga en su interior es situado en el límite del territorio como advertencia a intrusos y protector del territorio:

El antropólogo inglés Hutton cree que estos monumentos megalíticos funerarios –frecuentes en las tribus no civilizadas de la India– tienen por misión “fijar” el alma del muerto y servirle de morada provisional cerca de los vivos; esto le permite influir en la fertilidad de los campos por las fuerzas que su naturaleza espiritual le confiere y, al mismo tiempo, le impide errar y hacerse peligrosa […] desde el punto de vista morfológico, se les puede comparar con los megalitos y menhires prehistóricos europeos […] cuando se trata de una muerte violenta (por rayo, serpiente, tigre) se erige el monumento en el lugar mismo del accidente […] Esto último revela el sentido originario de los monumentos líticos funerarios, porque la muerte violenta deja un alma agitada y hostil, llena de resentimientos […] la piedra funeraria se convierte así en un instrumento de la vida contra la muerte. El alma “habita” la piedra, como en otras culturas habita la tumba, que, por las mismas razones, es considerada como la “casa del muerto” […] “las piedras son el espíritu petrificado de los antepasados” [...] Hay rocas que representan o encarnan dioses, antepasados o héroes “civilizadores” […] Los khasis de Assam creen que la gran madre del clan está representada en los dólmenes (maw-kynthei, “piedras femeninas”) y el gran padre en los menhires (maw-skynrang, “piedras masculinas” […] En otras áreas culturales, los menhires encarnan incluso la divinidad suprema (uránica)(6).

En otra ocasión nos encontramos con un caso muy similar a este del Alto de la Tía. ¿Recordáis el artículo Cultos a la Luna en Maragatería: Pedredo(7)? Ahí tratamos sobre una tradición popular que se refería a antiguos cultos a la Luna en Fuisagrao, probablemente Foyo Sagrado, en relación con el Castro de Pedredo en cuya cumbre es tradición construir unos fitos de piedra, idénticos a las “tías” de la montaña oriental, que popularmente son recreaciones, también, de un gigante que participó en una lucha. Finalmente explicamos que toda éste más que probable antiguo lugar sagrado podría estar relacionado con el hecho de que desde aquí se produce la puesta de la luna en el lunasticio menor sur sobre el punto más conspicuo del monte Teleno: La Cetrera. Pues bien,..., desde el Alto de la Tía se produce el mismo fenómeno, pero en este caso en la salida de la Luna sobre Peña Verada (tb. Pico de las palabras). Sin embargo, la línea del horizonte es amplia y montañosa, repleta de picos. Considerando los más destacados: Piedra del Agua, Peña Verada, Pico Loto, Campriondo, Bodón, Serrones Negros, Pico de Yordas, Peña Santa y Pico Murcia obtendríamos un acierto de nueve lo que supone una probabilidad del 62% de ser una simple coincidencia.

Los cálculos en este enlace.
---------------------------------------------------------------------------------
(1) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Quién es la Vieja, Asturiensis Prouincia Indigena, 2017, https://asturiense.blogspot.com.es/2017/01/quien-es-la-vieja.html

(2) BARTOLOMÉ PÉREZ, N., A casa da Tía Prieta. La Vieja del Monte II, Diario de León, 27/12/2015, http://www.diariodeleon.es/noticias/revista/casa-da-tia-prieta_1034279.html

(3) MARTÍN DUMIENSE, De correctione rusticorum, en Obras Completas de Martín de Braga, edición y traducción de Ursicino Domínguez del Val, Fundación Universitaria Española, Madrid, 1990

(4) ALONSO ROMERO, F., Cultos y creencias en torno alos megalitos del área atlántica europea, Andavira, 2012, pp. 50-51, 60-61; SCARRE, C., Nuevos enfoques para el estudio de los monumentos megalíticos de Europa Occidental, en PH67, Especial monográfico, Boletín del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, pp. 12-23

(5) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Todos los Santos, el magosto y la fiesta del comienzo del invierno, Asturiensis Prounicia Indigena, 2012, http://asturiense.blogspot.com.es/2012/10/todos-los-santos-el-magosto-y-la-fiesta.html

(6) ELIADE, M., Tratado de Historia de las Religiones. Morfología y dialéctica de lo sagrado, Ediciones Cristiandad, 2009 (1ª ed. 1949), pp. 334-337

(7) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Cultos a la Luna en Maragatería: Pedredo, Asturiensis Prouincia Indigena, 2015, https://asturiense.blogspot.com.es/2015/04/cultos-la-luna-en-maragateria-pedredo.html

2 comentarios:

  1. Interesantísimo artículo. Creo que es el momento de inventariar los tóponimos relacionados con la Vieja en el norte de León, son unos cuantos, lo que nos dará una idea precisa sobre la distribución del mito. Nicolás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nicolás. Me había pasado desapercibido tu comentario, por eso el retraso. Agradezco tu interés.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...