Presentación

¡Bienvenido!

En este blog iré presentando distintos temas, tanto históricos como más actuales, relacionados con este olvidado rincón del Noroeste.

Ahora mismo, el objeto principal de mi interés es el estudio de los antiguos lugares sagrados y sus pervivencias en nuestro patrimonio cultural y arqueológico. Este blog es la continuación del estudio etnoarqueoastronómico con marco geográfico en el valle alto de los ríos Duerna y Turienzo en la comarca leonesa de Maragatería cuyos resultados publiqué en el libro Teleno, Señor del Laberinto, del Rayo y de la Muerte. En este libro se sientan las bases sobre el origen y pervivencias de un calendario prehistórico basado en equinoccios, solsticios y fiestas de media estación, los fundamentos de la práctica astronómica antigua y el uso de los lugares de culto prehistóricos como calendario en el paisaje.

A la derecha puedes encontrar varias páginas con un índice temático que relaciona las distintas entradas publicadas clasificadas por temas, un índice geográfico que visualiza en un mapa los lugares estudiados, una página con enlaces a aplicaciones o utilidades de interés y una biblioteca con libros y artículos digitalizados sobre temas tales como Arqueología, Astronomía, Arqueoastronomía, Historia de las Religiones, Tradición Popular, Historia, etc.

Si deseas corregir, matizar, opinar o pedir más información sobre lo aquí apuntado, te animo a participar.

lunes, 29 de mayo de 2017

La Piedra del Moro de Santovenia de la Valdoncina









En enero del año pasado, mi amigo Fran Allegre me habló de una curiosa piedra en la comarca de la Valdoncina, el el pueblo de Santovenia, muy cerca de la ciudad de León. Se llama la Piedra del Moro y marca límite con Quintana. Es intrigante que esta marca está muy cerca de un límite antinatural, característico de lugares de culto antiguo tal y como fue descrito por Parcero Oubiña, Criado Boado y Santos Estévez en su artículo La arqueología de los espacios sagrados y al que tantas veces nos hemos referido:

Ser punto central de división de unidades territoriales locales, sean estos parroquias, arciprestazgos o términos municipales; lo normal es que el mapa de estos límites adopte una característica morfológica radial con varias parroquias convergiendo sus extremos sobre el mismo punto. Esto estaría en sintonía con estudios desarrollados por otros autores sobre la cultura céltica que defienden la existencia de santuarios en lugares deshabitados y fronterizos [...]
Ser tierra de nadie o espacio sometido a reclamaciones territoriales por parte de las diferentes unidades locales que en él convergen. Estas disputas pueden ser canalizadas de diferentes modos, incluyendo fórmulas rituales y festivas.
En ocasiones estas disputas pueden culminar con la apropiación del espacio por alguna de las unidades locales involucradas. Ésto implicará una modificación del patrón radial igualitario de límites parroquiales; sin embargo se podrá todavía registrar formalmente la existencia del sitio porque en estos casos los límites se vuelven antinaturales, entendiendo por ello que desbordan e incorporan el accidente natural (divisoria, río,...) que utilizado originalmente para marcar los límites(1).

El aspecto de la piedra es peculiar, con manchas de óxido y pequeñas cazoletas. Aún más singular es su origen mítico: dicen que un moro la lanzó desde el Castro. que donde cayó quedó establecida una muria y que las huellas del moro quedaron grabadas en la piedra. También me contaron que cuando pasaban los mozos por la piedra y venían borrachos, se abría la piedra y los tragaba. Además, en el Castro había una cueva y oían cantar una gallina que ponía huevos de oro, pero no se podía entrar porque se apagaban las velas. Finalmente, en una fuente en el Utero, aparecieron dos campanas, y que éstas, hablando se repartieron entre dos pueblos: Quintana y Antimio.

En cuanto a festividades populares el día los Mártires se hacía un festín colectivo para los pobres. En la fiesta de la Ascensión se hacía mazapán y una carrera para ganarlo, y que se tocaban las campanas por Santa Brígida y San Juan.

El Castro

Es complicado defender un origen prehistórico de esta piedra, pero leyenda, apariencia y función son razón suficiente para considerarlo. Pregunté si otras de las murias del entorno tenían las mismas características, pero la respuesta fue negativa por lo que la singularidad del límite y la consiguiente importancia social que se deduce de ésta da a entender que otros elementos monumentales podrían haber sido destruidos a lo largo de los siglos. Solo queda la Piedra del Moro y ningún referente en el paisaje con el que podamos establecer una conexión espacial que permita el estudio de su potencial astronómico en relación con el calendario excepto el Castro, visible desde aquí, y su lugar de procedencia según la leyenda. No es un referente preciso en la línea del horizonte con acimutes desde los 320º a los 327º, y declinaciones desde 36.5º a 40º. Es una zona del espacio estelarmente muy concurrida a lo largo de los siglos pero a falta de una datación siquiera aproximada de la Piedra del Moro podemos proponer a la estrella Arturo entre el 1000 al 1500 a.C. cuyo ocaso acrónico anuncia el solsticio de invierno. Otros lugares en los que he considerado alineamientos con Arturo son la pintura esquemática del Bierzo(2), las hendiduras alineadas de Maragatería(3), la Peña Furada de Carrasconte(4), petroglifos del Monte do Facho(5), los petroglifos de O Bosque, Penasdagua y Entoma en Valdeorras(6), o Rodicol en Omaña(7).

Interesante es también la tradición de la gallina y los polluelos de oro que moraba en una cueva del castro. Está muy extendida en el norte de la Península Ibérica y frecuentemente asociada a cuevas, castros y apariciones el día de San Juan, es decir, en el solsticio de verano. Fernando Alonso Romero defiende su identificación con las Pléyades por la poderosa razón de que en el oeste, sur y centro de Europa, y en el pasado también norte y noreste de África, se identifica popularmente este cúmulo de estrellas con una gallina y sus polluelos. Sin embargo encuentro desconcertante la aparición de la gallina de oro en el solsticio de verano y su identificación con las Pléyades. Su único fenómeno estelar que ha acontecido en esta fecha en los últimos 10000 años es su orto acrónico sobre el 8000 a.C y en la actualidad. Su amplia extensión es indicativa de su gran antigüedad.


--------------------------------------------------------------------------------------------------
(1) PARCERO OUBIÑA, C., CRIADO BOADO, F., SANTOS ESTÉVEZ, M. La arqueología de los espacios sagrados, Arqueología Espacial, 19-20, Arqueología del Paisaje, Teruel, 1998, pp. 513-515

(2) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., CADIERNO GUERRA, F., Estudios arqueoastronómicos sobre la pintura rupestre esquemática ¿posible indicador de épocas de frecuentación?, XIX Congreso Internacional de la International Federation of Rock Art Organizations (IFRAO), Cáceres, 2015, pp. 630-631

(3) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Las hendiduras alineadas de Maragatería o cuando blanco y en botella... a veces no es leche, Asturiensis Prouincia Indigena, 2017, https://asturiense.blogspot.com.es/2017/01/las-hendiduras-alineadas-de-maragateria.html

(4) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., La Peña Furada de Carrasconte y Peña Ubiña, Asturiensis Prouincia Indigena, 2011, http://asturiense.blogspot.com.es/2011/10/la-pena-furada-de-carrasconte-y-pena.html

(5) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., O Monte do Facho y el santuario de Berobreo, Asturiensis Prouincia Indigena, 2014, http://asturiense.blogspot.com.es/2014/12/o-monte-do-facho-y-su-santuario-de.html

(6) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Arte rupestre gigurro: O Bosque, Penasdagua y Entoma, Asturiensis Prouincia Indigena, 2015, http://asturiense.blogspot.com.es/2015/01/arte-rupestre-gigurro-arcos-valdegodos.html

(7) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., El ídolo de Rodicol, Asturiensis Prouincia Indigena, 2016, https://asturiense.blogspot.com.es/2016/10/el-idolo-de-rodicol.html

lunes, 22 de mayo de 2017

El dolmen de Lácara


En el artículo Solaristas contra lunáticos: modelando patrones en astronomía megalítica(1) expuse el estudio estadístico realizado por Michael Hoskins sobre la orientación de las tumbas megalíticas de la Península Ibérica, su interpretación en clave solar con un máximo entre el solsticio de invierno y los equinoccios y dos interpretaciones alternativas en clave lunar: la luna llena de primavera según Marciano de Silva(2) o la última luna después del equinoccio de primavera(3). Michael Hoskin conocía esta interpretación alternativa y opinaba lo siguiente al respecto:

Es cierto que el histograma de las orientaciones es, en principio, similarmente desfavorable a la hipótesis de la salida de la luna, si la construcción de la tumba fue comenzada en fechas arbitrarias a lo largo del año. Pero mientras que la salida del sol es visible excepto en los días más nublados, e incluso entonces se sabe que ocurre cerca de la posición de salida del día anterior, la situación es muy distinta con la luna. Hay periodos considerables cada mes en los que la salida de la luna es invisible por el brillo del sol en el cielo, y así es invisible incluso cuando las condiciones atmosféricas son buenas(4).

En un par de ocasiones las he puesto a prueba; sobre el dolmen de Pedra da Arca de Malpica(5) y los dólmenes de Vidriales(6), además de los paradólmenes de La Albarda de Peñafaciel en Lucillo y San Salvador de Quintanilla de Somoza(7) o el de Cunas de Cabrera(8). En el caso de Pedra da Arca con un acimut de 110º parece razonable su orientación a la salida del sol en las fiestas de media estación de primeros de febrero y noviembre, en el caso de Vidriales, el Casetón de los Moros apunta a la salida en el solsticio de invierno. La de Peñezuelas, con un acimut de 109º y declinación -14,3º podría valer para señalar las fiestas de media estación invernales (la entrada del dolmen es suficientemente amplia para absorber un error de un par de grados) y el de San Adrián, nuevamente, al solsticio de invierno. Los paradólmenes de La Albarda y el de San Salvador de Quintanilla de Somoza señalan con precisión la salida del sol en las fiestas de media estación de primeros de febrero y noviembre y el paradolmen de Cunas el solsticio de invierno.











En esta ocasión trataremos sobre el impresionante dolmen de Lácara, en Badajoz. El acimut es de 110º, en evidente relación con el dolmen de Lácara que con una elevación de 0º supone una declinación de -15.7º y un error inferior a 1º para la salida del sol en las fiestas de media estación de primeros de febrero y noviembre. En todo caso da la impresión de que las declinaciones arrojadas por las orientaciones de los dólmenes son ligeramente menos negativas que las correspondientes a las fiestas de media estación de primeros de noviembre o febrero.

Al margen de la orientación de la construcción megalítica encontramos una roca, cobertera o tapa, llena de cazoletas. Aunque en la reconstrucción se ven en el exterior, bien podrían haber quedado hacia el interior. Además, otra de las piedras dintel contiene  líneas perpendiculares con hendiduras lo que suscita de nuevo en mi la duda sobre si este tipo de marcas podrían ser, no “marcas de cantero” sino otra forma de arte rupestre(9),


----------------------------------------------------------------------------------
(1) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Solaristas contra lunáticos: modelando patrones en astronomía megalítica, Asturiensis Prouincia Indigena, 2015, https://asturiense.blogspot.com.es/2015/07/solaristas-contra-lunaticos-modelando.html

(2) MARCIANO DA SILVA, C, The Spring Full Moon, Journal for History of Astronomy, v. 3, 4, pp. 475-478

(3) GONZÁLEZ GARCÍA, C., COSTA FERRER, L., BELMONTE, J. A., Solarist vs Lunatics: modelling patterns in megalithic astronomy, Lights and Shadows in Cultural Astronomy, 2007, pp. 23-30

(4) HOSKIN, M., Tombs, temples and their orientations,. A new perspective on Mediterranean prehistory; Ocarina Books, 2001, p. 221

(5) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., La cobriña de Santo Hadrián de Malpica y la Pedra da Arca, Asturiensis Prouincia Indigena, 2013, https://asturiense.blogspot.com.es/2013/10/la-cobrina-de-santo-hadrian-de-malpica.html

(6) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Los dólmenes de Vidriales, Zamora, Asturiensis Prouincia Indigena, 2015, https://asturiense.blogspot.com.es/2015/03/los-dolmenes-de-vidriales-zamora.html

(7) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M.A., Teleno, Señor del Laberinto, del Rayo y la Muerte. Un enfoque etnoarqueoastronómico para el estudio de los santuarios antiguos del corazón de la Asturia, Editorial Lobo Sapiens, 2011, pp. 30, 221-224

(8) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Un paradolmen, un ídolo y petroglifos en Cunas de Cabreira, Asturiensis Prouincia Indigena, 2017, https://asturiense.blogspot.com.es/2017/04/un-paradolmen-un-idolo-y-petroglifos-en.html

(9) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Las hendiduras alineadas de Maragatería o cuando blanco y en botella... a veces no es leche, Asturiensis Prouincia Indigena, 2017, https://asturiense.blogspot.com.es/2017/01/las-hendiduras-alineadas-de-maragateria.html

miércoles, 17 de mayo de 2017

Los petroglifos da Caeira



El complejo rupestre de A Caeira se encuentra en la ladera oriental del macizo de Montecelo, muy cerca de la ciudad de Pontevedra, al otro lado de la ría del Lérez.. Está formado por 8 paneles entre los que destacan los de Laxe das Lebres, la Pedra Grande de Montecelo y el Laxe do Xugo. El más impresionante es éste primero formado por más de cuarente figuras de ciervos, y posiblemente dos jinetes.

Non estamos diante dunha traslación directa da Natureza xa que tal concentración, e sobre todo tal cantidade de machos de ampla cornamenta, non parece que teña referentes no comportamento natural dos cervos; máis ben estaríamos diante dunha das máis claras probas do valor simbólico desta especie zoolóxica para as comunidades responsábeis da arte rupestre galaica. Esta impresión vese reforzada pola famosa composición que parece ocupar o lugar prefere nte do panel: esa na que se ve un macho de boa cornamenta e cabeza alzada como berreando, xunguido simétricamente polas patas cunha outra figura semellante anque con astas desprovistas de candís, coma se fose a súa propria sombra. O suxerente desta composición aumenta cando vemos o círculo con nove puntos no seu interior que a acompaña(1).




Como referencias de estadio tenemos las estaciones de Cova da Bruxa a la que dedicamos dos artículos(2): Cova da Bruxa e Introducción a la representación de constelaciones en el arte rupestre galaico: Cova da Bruxa, y Outeiro deo Cribo(3).

HIDALGO, J. M., DE LA PEÑA SANTOS, A., COSTAS GOBERNA, F.J., SILVA, A. M., BACELAR ALVES, L. Arte Rupestre Prehistórica do Eixo Atlántico, editado Eixo Atlántico en Gráficas Planeta, 2005, p. 135
HIDALGO, J. M., DE LA PEÑA SANTOS, A., COSTAS GOBERNA, F.J., SILVA, A. M., BACELAR ALVES, L. Arte Rupestre Prehistórica do Eixo Atlántico, editado Eixo Atlántico en Gráficas Planeta, 2005, p. 56

Cova da Bruxa vs Laxe das Lebres





No soy capaz de reconocer ninguna representación de caza pero considero la escena del ciervo berreando paralelizable a la del mismo en la Cova da Bruxa. En aquella, una figura de ciervo en actitud de berrea estaba acompañado por una figura esquematizada de cierva que relacionabamos con la luna(4) lo que invitaba a considerar una hierogamia o dualidad de opuestos: sol-luna, ciervo-cierva, dios-diosa. Aquí, un ciervo berreando está asociado a su reflejo acuático. En la antigua región atlántica el Otro Mundo ha sido percibido de diferentes maneras: como un mundo paralelo, como un mundo espejo o como una tierra de los muertos, pero las amplias superficies acuáticas como lagos, charcas y lagunas han destacado como uno de sus accesos. El reflejo de una figura en una superficie acuática bien puede considerarse como su propia expresión ultraterrena. John Waddell en su libro Archeology and Celtic Myth detalla en uno de sus capítulos la concepción del Inframundo a través de la arqueología atlántica y especialmente irlandesa:

Un cuidadoso escrutinio de otras evidencias puede proporcionar más pistas de un arraigado concepto del Otro Mundo invertido(5).

Las evidencias a las que se refiere Waddell son armas tales como escudos o espadas, así como vasijas que se encuentra en posición invertida acompañando a cuerpos de fallecidos. Uno de los casos que utiliza como prueba es una estela funeraria de Badajoz de la Edad del Bronce en la que se representa a un guerrero con casco, espada, lanza, carro y un escudo invertido. Asimismo, además de estos presentes a los muertos o expresiones del otro Mundo el autor apunta diferentes prácticas funerarias en las que ciertas operaciones deben ser realizadas de manera inversa o al contrario del sentido del desplazamiento del sol en el cielo(6). Por otra parte, la luna gobierna las aguas(7) y debido a la evolución cíclica de sus fases rige también el mundo de los muertos(8), un simbolismo del que habíamos tratado en el artículo Quién es la Vieja(9):

La luna es el primer muerto [...] Durante tres noches, la luna desaparece del cielo; pero al cuarto día renace, y como ella, los muertos adquirirán un nuevo modo de existencia [...] los que mueren van a la luna o vuelven bajo tierra, a fin de regenerarse y asimilar las fuerzas necesarias para una nueva existencia.




Las similitudes entre estas representaciones de Cova da Bruxa y Laxe das Lebres no queda aquí. En ambas el par de ciervos opuestos se encuentra sobre una figura poderosa de ciervo con cornamenta y asociado a un círculo que rodea un grupo de puntos ¿Las Pléyades? El paisaje desde la Laxe das Lebres se abre hacia el este como en Cova da Bruxa pero los distintos puntos destacados de la línea del horizonte no señalan alineamientos solares, lunares ni congruentes con la interpretación de la Constelación del Ciervo. Las cazoletas más profundas y rodeadas de círculo señalan una dirección que arroja una declinación de aproximadamente -39.5º cuya mejor interpretación astronómica la identificaría con Beta Crucis en el 1800 a.C. cuyo ocaso heliaco señala el acontecimiento de la fiesta de media estación de primeros de mayo. Ya hemos considerado alineamientos con estrellas de Centauro y la Cruz del Sur en Laxe das Rodas(10), Santa María de Torre(11), la Encruciada de Val de San Román(12), Andiñuela(13) y Viforcos(14).



Pedra Grande de Montecelo, Fuente Wiki
Sin embargo, Laxe das Lebres no es el único panel así que debemos preguntarnos por el significado del conjunto. El hecho de que los paneles estén próximos entre sí invita a considerar las direcciones definidas por pares como ya hicimos en Mogor(15), Proendos(16), Val de San Román(17) y los petroglifos del Cuiña(18). He agrupado dos de los paneles de Laxe do Xugo, el 7 y el 6, en uno, el más grande por su proximidad. Así tenemos 7 paneles y, consiguientemente, 42 pares que definen sus respectivas direcciones en la línea del horizonte, de los cuales 9 corresponden a alineamientos solares o lunares con un error igual o inferior a 1º. Estos alineamientos son tres en el lunasticio mayor al norte, dos en el lunasticio mayor al sur, uno en el lunasticio menor al sur y tres en el solsticio de invierno. Según lo visto en el artículo Evaluación estadística de observatorios astronómicos prehistóricos(19), la probabilidad de que estos alineamientos no sean deliberados sino fruto de la simple casualidad es de un 0.9%

Puedes consultar los resultados en este enlace.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
(1) HIDALGO, J. M., DE LA PEÑA SANTOS, A., COSTAS GOBERNA, F.J., SILVA, A. M., BACELAR ALVES, L. Arte Rupestre Prehistórica do Eixo Atlántico, editado Eixo Atlántico en Gráficas Planeta, 2005, p. 136

(2) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Cova da Bruxa, Asturiensis Prouincia Indigena, 2013, https://asturiense.blogspot.com.es/2013/05/cova-da-bruxa.html; GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Introducción a la representación de constelaciones en el arte rupestre galaico: Cova da Bruxa, Asturiensis Prouincia Indigena, 2017, https://asturiense.blogspot.com.es/2017/04/introduccion-la-representacion-de.html

(3) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Outeiro do Cribo y la constelación del Ciervo, Asturiensis Prouincia Indigena, 2017, https://asturiense.blogspot.com.es/2017/05/outeiro-do-cribo-y-la-constelacion-del.html

(4) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Introducción a la representación de constelaciones en el arte rupestre galaico: Cova da Bruxa, Asturiensis Prouincia Indigena, 2017, https://asturiense.blogspot.com.es/2017/04/introduccion-la-representacion-de.html

(5) WADDELL, J., Archeology and Celtic Myth, Four Courts Press, , 2014, p. 78

(6) WADDELL, J., Archeology and Celtic Myth, Four Courts Press, , 2014, pp. 73-81

(7) ELIADE, M., Tratado de Historia de las Religiones. Morfología y dialéctica de lo sagrado, Ediciones Cristiandad, 2009 (1ª ed. 1949), pp. 262-264

(8) ELIADE, M., Tratado de Historia de las Religiones. Morfología y dialéctica de lo sagrado, Ediciones Cristiandad, 2009 (1ª ed. 1949), pp. 276-280

(9) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Quién es la Vieja, Asturiensis Prouincia Indigena, 2017, https://asturiense.blogspot.com.es/2017/01/quien-es-la-vieja.html

(10) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., El calendario lunisolar prehistórico de Laxe das Rodas, Asturiensis Prouincia Indigena, 2013, http://asturiense.blogspot.com.es/2013/03/el-calendario-lunisolar-prehistorico-de.html

(11) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Lo petroglifos de Santa Marina de Torre y la Cruz del Sur, 2015, http://asturiense.blogspot.com.es/2015/02/lo-petroglifos-de-santa-marina-de-torre.html; GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., El estudio de los fenómenos estelares en los santuarios prehistóricos, Asturiensis Prouincia Indigena, 2015, http://asturiense.blogspot.com.es/2015/02/el-estudio-de-los-fenomenos-estelares.html

(12) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Los petroglifos de la Encruciada de Val de San Román y la Virgen de la Carballeda, Asturiensis Prouincia Indigena, 2015, http://asturiense.blogspot.com.es/2015/04/los-petroglifos-de-la-encruciada-de-val.html

(13) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Las líneas de Cazoletas de Andiñuela, Asturiensis Prouincia Indigena, 2015, http://asturiense.blogspot.com.es/2015/06/las-lineas-de-cazoletas-de-andinuela.html

(14) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Petroglifos en Viforcos, Maragatería, Asturiensis Prouincia Indigena, 2016, https://asturiense.blogspot.com.es/2016/11/petroglifos-en-viforcos-maragateria.html

(15) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Mogor, Asturiensis Prouincia Indigena, 2012, http://asturiense.blogspot.com.es/2012/10/mogor.html

(16) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Arte rupestre y astronomía: el caso de los petroglifos de Proendos, Lugo, Asturiensis Prouincia Indigena, 2014, http://asturiense.blogspot.com.es/2014/03/arte-rupestre-y-astronomia-el-caso-de.html

(17) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Los petroglifos de la Encruciada de Val de San Román y la Virgen de la Carballeda, Asturiensis Prouincia Indigena, 2015, http://asturiense.blogspot.com.es/2015/04/los-petroglifos-de-la-encruciada-de-val.html

(18) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Petroglifos de Ancares. Cuiña, Asturiensis Prouincia Indigena, 2016, https://asturiense.blogspot.com.es/2016/12/petroglifos-de-ancares-cuina.html

(19) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Evaluación estadística de observatorios astronómicos prehistóricos, 2012, Asturiensis Prouincia Indigena, http://asturiense.blogspot.com.es/2012/03/evaluacion-estadistica-de-observatorios.html

viernes, 5 de mayo de 2017

Outeiro do Cribo y la constelación del Ciervo



En el solsticio de verano, Wiki
Los petroglifos de Outeiro do Cribo reúnen dos de los motivos más icónicos del arte rupestre del Noroeste: el laberinto y el ciervo. Ya nos hemos ocupado del significado del laberinto y de dos estaciones donde es protagonista: los petroglifos de Peñafaciel, en Filiel, Maragatería, León(1) y los de Mogor(2). También del ciervo en la estación de Cova da Bruxa, Muros, Pontevedra(3). Ambos tienen significado estacional: el laberinto como símbolo del invierno y la salida de su intrincado seno como representación del renacer primaveral; el ciervo porque su ciclo vital es análogo al ciclo del sol, como imagen del sol invernal presolsticial cuando se representa sin cuernos o imagen del sol pleno con una poderosa cornamenta que evoca al árbol eje del mundo. También vimos que en los petroglifos gallegos las escenas de caza del ciervo pueden estar representando un mito antiquísimo y extendido, el de la caza del ciervo maravilloso que tenía lugar en el cielo nocturno, asociado con las constelaciones del Can Mayor, Orión y Tauro.




HIDALGO, J. M., DE LA PEÑA SANTOS, A., COSTAS GOBERNA, F.J., SILVA, A. M., BACELAR ALVES, L. Arte Rupestre Prehistórica do Eixo Atlántico, editado Eixo Atlántico en Gráficas Planeta, 2005, p. 133

Aparicio Casado, Carrera Ramírez y de la Peña Santos lo describen así:

Situado sobre un afloramiento rocoso plano, de fuerte inclinación hacia el Sudoeste, este petroglifo aparece presidido por una representación canónica de laberinto de tipo cretense. Se trata de un diseño de complicado trazado que remite a un modelo iconográfico extendido por el mediterráneo desde tiempos prehistóricos, donde fue puesto en relación directa con el conocido ciclo mitológico cretense del Minotauro, y luego, ya en la época romana, también con la no menos mitificada ciudad de Troya. Su presencia en el contexto rupestre galaico, más allá de los fortísimos valores simbólicos que esconde, abre interesantes reflexiones sobre los contactos mantenidos con los focos culturales mediterráneos en momentos tan antiguos como pueden ser los tiempos del III milenio a. C., qué es la fecha más probable del desarrollo de este ciclo rupestre.
Por debajo de esta figura, enmarcado por las fisuras de la roca, vemos un grupo de tres cérvidos dispuestos en batería caminando hacia la derecha, y en los que se perciben indicios del uso de ciertas nociones de perspectiva al ser dibujados con un tamaño decreciente del primero al último plano. Los animales presentan trazos indefinidos adosados a sus cuartos traseros.
Por fin, un tercer panel definido por las diaclasas muestra otras dos figuras de cérvidos junto a una combinación de dos círculos concéntricos.
En tiempos recientes y con instrumental de hierro, fueron trazadas una curiosa figura de jinete y varias líneas sobre el laberinto, una de ellas cortándolo por el medio(4).






Los motivos representados remiten directamente a la estación de Cova da Bruxa que estudiamos en un artículo anterior. Los tres ciervos se corresponden con la escena de caza de esa estación y la figura del jinete, aunque sea muy posterior, da más peso a su interpretación como plasmación del mito de la Caza Cósmica y, consiguientemente, de las estrellas asociadas con éste.

A diferencia de la estación de la Cova da Bruxa el paisaje desde el Outeiro do Cribo se extiende a poniente aunque la masa forestal impide la vista. Aún así conseguí reconocer las Islas de Ons. La línea del horizonte está a algo más de -1º y según el modelo astronómico empleado la extinción atmosférica no permite apreciar los ocasos heliacos y acrónicos de las estrellas objeto de estudio. Así que consideramos una elevación de 1º para Sirio, de 3º para las Pléyades y de 2º para el resto. Vamos a partir de manera convencional del epoch del 1800 a.C. que consideramos en aquel artículo. Los resultados obtenidos son:

Pléyades, A=276º
Beta Orionis, A=242º
Alpha Tauri, A=272º, Equinoccio de primavera en su ocaso heliaco
Epsilon Orionis, A=253º, Equinoccio de primavera en su ocaso heliaco
Alpha Orionis, A=267º, Samhain en su ocaso acrónico
Alpha Canis majoris, A=243º, Samhain en su ocaso acrónico


Vamos a considerar también 4 marcadores en el grabado que sirvan para definir direcciones por pares: la cruz del centro del laberinto, una gran cazoleta debajo de éste, una cazoleta con círculos concéntricos y una cuarta marca que aparece en el calco aunque es más dudosa. La orientación que se muestra en el calco parece correcta ya que medí con una brújula las líneas B-C y A-B obteniendo esas mismas orientaciones.

A-B, A=238º
A-C, A=243º
A-D, A=260º
B-C, A=250º
B-D, A=267º



Las líneas B-C, A-C, y B-D parecen corresponderse con el Cinturón de Orión, Sirio y Betelgeuse para el epoch supuesto del 1800 a.C. Además la línea B-C señala la puesta del sol en las fiesta de media estación que dan comienzo y final al invierno mientras que A-B señala el solsticio de invierno.

Por último, si consideramos los puntos destacados del paisaje, aquí solo podemos considerar las islas de Ons, y en éstas su punto más destacado es el Alto de la Cerrada donde se pone la luna en el lunasticio menor Sur. Es decir, desde aquí tenemos alineamientos dobles en el solsticio de invierno y en algún lunasticio al Sur.

En definitiva, los petroglifos de Outeiro do Cribo contienen una escena de tres ciervos asociada a un jinete (posterior) que invita a ser interpretada como una representación del mito de la Cacería Cósmica. En esta ocasión las constelaciones asociadas a este mito evidencian su utilidad en la puesta como heraldos del equinoccio de primavera y de la fiesta de media estación que da comienzo al invierno. Por otra parte, la cruz origen del laberinto establece con dos marcas de grabado sendos alineamientos en las fiestas de media estación y solsticio invernales.

Los cálculos en este enlace.

-------------------------------------------------------------------------------------------
(1) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M.A., Teleno, Señor del Laberinto, del Rayo y la Muerte. Un enfoque etnoarqueoastronómico para el estudio de los santuarios antiguos del corazón de la Asturia, Editorial Lobo Sapiens, 2011, pp. 41-47, 107-109, 137-140, 224-234

(2) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Mogor, Asturiensis Prouincia Indigena, 2012, http://asturiense.blogspot.com.es/2012/10/mogor.html

(3) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Cova da Bruxa, Asturiensis Prouincia Indigena, 2013, https://asturiense.blogspot.com.es/2013/05/cova-da-bruxa.html; GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Introducción a la representación de constelaciones en el arte rupestre galaico: Cova da Bruxa, Asturiensis Prouincia Indigena, 2017, https://asturiense.blogspot.com.es/2017/04/introduccion-la-representacion-de.html

(4) APARICIO CASADO, B., CARRERA RAMÍREZ, F., PEÑA SANTOS, A., Arte Rupestre de Galicia, Cumio, 2013, pp. 147-149
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...