Presentación

¡Bienvenido!

En este blog iré presentando distintos temas, tanto históricos como más actuales, relacionados con este olvidado rincón del Noroeste.

Ahora mismo, el objeto principal de mi interés es el estudio de los antiguos lugares sagrados y sus pervivencias en nuestro patrimonio cultural y arqueológico. Este blog es la continuación del estudio etnoarqueoastronómico con marco geográfico en el valle alto de los ríos Duerna y Turienzo en la comarca leonesa de Maragatería cuyos resultados publiqué en el libro Teleno, Señor del Laberinto, del Rayo y de la Muerte. En este libro se sientan las bases sobre el origen y pervivencias de un calendario prehistórico basado en equinoccios, solsticios y fiestas de media estación, los fundamentos de la práctica astronómica antigua y el uso de los lugares de culto prehistóricos como calendario en el paisaje.

A la derecha puedes encontrar varias páginas con un índice temático que relaciona las distintas entradas publicadas clasificadas por temas, un índice geográfico que visualiza en un mapa los lugares estudiados, una página con enlaces a aplicaciones o utilidades de interés y una biblioteca con libros y artículos digitalizados sobre temas tales como Arqueología, Astronomía, Arqueoastronomía, Historia de las Religiones, Tradición Popular, Historia, etc.

Si deseas corregir, matizar, opinar o pedir más información sobre lo aquí apuntado, te animo a participar.

martes, 21 de junio de 2016

La serpiente devoradora de monjes de Santa María de Zalón

Una de las tradiciones populares relativas a culebrones del solar ástur que más me ha llamado la atención es ésta que recoge Alberto Álvarez Peña de la iglesia de Santa María de Zalón, del conceyo de Allande. Así que no me pude resistir a visitarla:

«Esta leyenda quedó fijada en piedra en el ábside exterior de la iglesia de Santa María de Zalón (Allande), fechada en torno al siglo XI, donde puede verse a un hombre, toscamente labrado, asestando una lanza en la boca del Cuélebre. Asimismo, puede contemplarse un agujero en la pared por donde, supuestamente, entraba y salía el reptil para cometer sus fechorías.

«Se decía que se introducía en la iglesia para devorar los cadáveres de los monjes allí enterrados. Un día, un hombre que iba camino de Santiago como peregrino le dió muerte con su lanza. Esta historia es muy conocida en todo el pueblo. Otro Cuélebre devorador de cadáveres era el que vivía detrás del convento de Santu Domingo, en Uviéu, al que, en esta ocasión, mataron ofreciéndole un pan lleno de alfileres»(1).







Los que me siguen enseguida habrán reparado en las similitudes que presenta con la tradición popular cacabelense sobre un culebrón que vivía en el cementerio municipal y que devoraba cadáveres(2), lugar donde se emplazó la ermita de la Virgen de la Edrada y donde se encontraron interesantísimos restos arqueológicos que la Dirección General de Patrimonio de la Consejería de Cultura de la Junta de Castilla y León ordenó destruir y sepultar en los años 90. A pesar de la insistencia (en mi opinión, poco fundamentada) de que en su solar se emplazó la antigua Bergidum Flavium, yo sostengo que allí hubo un importante santuario termal romano(3). La misma opinión se extrae de la Resolución de 22 de mayo de 1992 de la Dirección General del Patrimonio y Promoción Cultural, por la que se acuerda tener por incoado expediente de declaración de bien de interés cultural como zona arqueológica, a favor del yacimiento «La Edrada», lo poco que respetaron de aquellos importantes restos:

«Los antiguos hallazgos de epígrafes votivos, así como de un pozo rectangular con cráneos de toro sacrificados a que hace referencia Gómez Moreno y el hallazgo reciente del dedo de una estatua podrían suponer la presencia en "La Edrada" de un santuario o área sacra, con pervivencias en la necrópolis tardo-antigua o medieval en la ermita y el cementerio actual»(4).

En el estudio que le dediqué reconocí un impreciso alineamiento en el solsticio de verano sobre Gistreo y un preciso alineamiento en el lunasticio mayor al Norte sobre el Alto del Infierno.

Ahora regresemos a Zalón. El eje de la iglesia, medido utilizando Google Earth, es de 80.7º/260.7º. Resulta muy revelador que la fiesta de Celón es San Roque, celebrado en el último fin de semana de agosto, y que la declinación solar del día de San Roque, en el siglo XI, por ejemplo el 16 de agosto del año 1000, sea de 12.2º, exáctamente la declinación solar en el punto del horizonte en el el que se proyecta el eje del edificio. Es decir, todo parece indicar que el eje de la iglesia de Santa María de Zalón fue definido de tal manera que señalara el lugar en el horizonte en el que nacía el Sol el día de San Roque en el siglo XI. Ya hemos visto que hay constancia histórica de que algunas iglesias eran dispuestas orientándolas en la dirección de la salida del Sol en fechas señaladas:

«Ocasionalmente, tenemos evidencia histórica de una práctica particular. Por ejemplo, hay un claro apoyo para esta tercera propuesta [que propone la orientación de la iglesia en el día de su fundación] en la Inglaterra de los siglos XVII y XVIII. El historiador Sir Henry Chauncy, en un libro que describe las antigüedades históricas de hertfordshire escrito al final del siglo XVII, informa sobre una práctica común de alineamiento de la fundación en la dirección de la salida del sol. Sobre un siglo más tarde, el poeta William Wordsworth describe gráficamente una práctica similar más allá en el condado de Westmoreland. Aquellos que estaban al cargo de construir Rydal Chapel estuvieron de vigilia toda la noche, esperando que saliera el Sol, en cuyo momento dispusieron las piedras de la fundación y así asegurarse que el edificio (y especialmente el altar mayor) estaban correctamente situados. La noche en cuestión no fue elegida arbitrariamente: era la noche anterior a la fiesta del santo patrón de la iglesia»(5).



El agujero por el que, según la tradición, entraba el culebrón que devoraba los cadáveres de los monjes, tiene esta misma dirección. Es decir, por este mismo agujero, ahora cegado, penetraba en el interior de la iglesia el sol del amanecer en la misma fecha. El espíritu del Invierno y la Muerte, representado por la serpiente, se adentra al interior de la Tierra y allí se nutre de los despojos de los muertos. Aquí nos recuerda a Níðhöggr el dragón primordial de la mitología nórdica que roe las raíces del árbol Yggdrasil y se alimenta de los cuerpos de hombres malvados después del Ragnarok(6). El solar San Roque, le sale al encuentro, penetra en su morada y lo vence. Se trata de una adaptación al cristianismo de un motivo muy antiguo que recrea el ciclo estacional, el triunfo del verano sobre el invierno, pero en el que el símbolo de la serpiente se enriquece y se asocia con el pecado, mientras que el de la luz de San Roque lo hace con la santidad.

-------------------------------------------------------------------------------------
(1) ÁLVAREZ PEÑA, A., Mitos y leyendas asturianas, Editorial Picu Urriellu, 2008, pp. 127-129

(2) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., El dragón del Cúa: el santuario termal de La Edrada, Asturiensis Prouincia Indigena, 2011, http://asturiense.blogspot.com.es/2011/11/el-dragon-del-cua.html; GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., El dragón del Cúa: el santuario termal de La Edrada, Asturiensis Prouincia Indigena, 2011, http://asturiense.blogspot.com.es/2012/11/el-dragon-del-cua-iii-el-asesinato.html; GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Santuarios termales y dragones: Luyego, Santa Mariña de Augas Santas y La Edrada de Cacabelos, Asturiensis Prouincia Indigena, 2012, http://asturiense.blogspot.com.es/2012/12/santuarios-termales-y-dragones-luyego.html

(3) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., El dragón del Cúa: el santuario termal de La Edrada, Asturiensis Prouincia Indigena, 2011, http://asturiense.blogspot.com.es/2011/11/el-dragon-del-cua.html; GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., El dragón del Cúa: el santuario termal de La Edrada, Asturiensis Prouincia Indigena, 2011, http://asturiense.blogspot.com.es/2012/11/el-dragon-del-cua-iii-el-asesinato.html; GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Santuarios termales y dragones: Luyego, Santa Mariña de Augas Santas y La Edrada de Cacabelos, Asturiensis Prouincia Indigena, 2012, http://asturiense.blogspot.com.es/2012/12/santuarios-termales-y-dragones-luyego.html

(4) BOE nº 178 de 25 de julio de 1992, 17702, http://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-1992-17702

(5) RUGGLES, C.L.N., Ancient astronomy: an enciclopedia of cosmologies and myth, ABC-CLIO, 2005, pp. 96-97

(6) LINDOW, J., Norse Mythology: A Guide to the Gods, Heroes, Rituals, and Beliefs, Oxford University Press, 2001, p. 239

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...