Presentación

¡Bienvenido!

En este blog iré presentando distintos temas, tanto históricos como más actuales, relacionados con este olvidado rincón del Noroeste.

Ahora mismo, el objeto principal de mi interés es el estudio de los antiguos lugares sagrados y sus pervivencias en nuestro patrimonio cultural y arqueológico. Este blog es la continuación del estudio etnoarqueoastronómico con marco geográfico en el valle alto de los ríos Duerna y Turienzo en la comarca leonesa de Maragatería cuyos resultados publiqué en el libro Teleno, Señor del Laberinto, del Rayo y de la Muerte. En este libro se sientan las bases sobre el origen y pervivencias de un calendario prehistórico basado en equinoccios, solsticios y fiestas de media estación, los fundamentos de la práctica astronómica antigua y el uso de los lugares de culto prehistóricos como calendario en el paisaje.

A la derecha puedes encontrar varias páginas con un índice temático que relaciona las distintas entradas publicadas clasificadas por temas, un índice geográfico que visualiza en un mapa los lugares estudiados, una página con enlaces a aplicaciones o utilidades de interés y una biblioteca con libros y artículos digitalizados sobre temas tales como Arqueología, Astronomía, Arqueoastronomía, Historia de las Religiones, Tradición Popular, Historia, etc.

Si deseas corregir, matizar, opinar o pedir más información sobre lo aquí apuntado, te animo a participar.

domingo, 22 de mayo de 2016

La Fuente de las Brujas de la Tercia

Leyendo el recomendable Leyendas de tradición oral en la provincia de León de José Luis Puerto topé con la fuente de las brujas en San Martín de la Tercia.

«Esa fuente tenía mucha fama, porque era un agua muy buena. Siempre la llamaron de las brujas»(1).

«Que estaba con jatos. Y vio un hilo. Y empezó a ovillar, a ovillar. Y ya iba el ovillo muy grande. Entonces cogió y cortó. Y que le dijo:
–Por vuelta y media no me sacastes, me dejastes aquí»(2).

«Yo lo oí así, de esa manera. Que había, estaba una chica cuidando ganao allí. Y entonces dice que se le escapó un ternero y marchó corriendo. Y vio un hilo rojo, mu rojo. Entonces ella agarró y cogió aquel hilo y tiró. Y empezó a tirar y tirar, y hacer un ovillo, un ovillo. Y hizo un ovillo muy grande. Y se le marcharon los terneros pa otro sitio y echó a correr y rompió. Y entonces dice que oyó una voz que le dijo:
–Desdichada de ti, por vuelta y media me dejaste aquí»(3).

Isaac González, en su libro Leyendas, creencias y predicciones en Los Argüellos y comarcas limítrofes, elabora un poco el relato tradicional. Dice así:

«Poladura de la Tercia también tiene una fuente en la cual se produjo un acontecimiento de hechicería.
«Pasaron tantos años desde que aquellos sucesos conmocionaran a la población, que a las gentes del lugar se les olvidó por completo lo sucedido, hasta el punto que no solamente le han perdido el miedo ‒si es que alguna vez lo tuvieron‒ sino que, es precisamente de la fuente de las Brujas, de donde han realizado la captación de las aguas para el abastecimiento del poblado.
«A primera vista pudiera dar la impresión de un acto de inconsciencia o irresponsabilidad, pero resulta todo lo contrario. Aunque la denominación recaiga sobre la mencionada bruja repugnante, debe de tenerse en consideración la verdadera fortuna de poder beber de este manantial por el que la bruja únicamente pasó, pero lo importante es lo que no sacó.
«Hace ya mucho tiempo, los devaneos de la arpía la encaminaron a planificar una estratagema para ser la dueña y señora de la fontana. Ella sabía que dentro del pozo moraba una jana, dotada como es costumbre de abundantes atavíos y hermosura sin comparación, lo que hacía insufrible su envidia, determinando acabar con esa competencia.
«Se dispuso la hechicera a desliar un ovillo, atándole una piedra al cabo para que cumpliera la función de contrapeso y lo fue dejando descender hasta que la xana, henchida de júbilo por creer que finalizaría su cautiverio por encantamiento, trepó confiada por el torzal, y cuando alcanzaba la punta de la sima, la perversa maga tronzó el cordón, despeñándose la jana, de modo que permanecerá encantada para siempre en el fondo de la cavidad»(4).

Fuente de Las Brujas
En otras ocasiones hemos analizado estos lugares con tradiciones de fuentes y mozas encantadas considerando que se trataban de antiguos lugares de culto y que, probablemente, estarían en relación con algún acontecimiento solar o lunar que subrayara, o incluso justificara, este probable antiguo significado sagrado. Así ha sido con la Fuente del Oro de la Candamia(5), la Fuente de la Faya de santa Lucía de Gordón(6), el tesoro de Tamba de Llombera(7), la Fuente de la Vida de Vega de Espinareda y la de Nuestra Señora del Espino(8), el Pozu los Texos en Onís(9) o la encantada de los Barrios de Gordón(10).

Vista desde la Fuente las Brujas hacia el NE
Visata hacia el NE despejada
El sector del horizonte visible desde la Fuentes de las Brujas es bastante limitado. Al norte se extiende una sierra cuya silueta recortada en el horizonte es muy irregular mientras que al Noreste se perfilan individualizados algunos montes. Tal es el caso del Pico de la Pizarra sobre el que nace la luna del lunasticio mayor Norte, el Pico la Hora, Peña los Bueyes y Pico la Carba. Ya hemos reconocido en otras ocasiones relación entre lugares caracterizados por culto acuático y alineamientos en los lunasticios al Norte como el santuario rupestre de Pena Escrita de Vilar de Perdizes en Portugal(11), el santuario rupestre de Mesa del Carpio en Salamanca(12), el santuario termal de la Edrada en Cacabelos, León(13), la fuente de Nuestra Señora del Espino(14) o la pila excavada en piedra del Castro de Piedralba(15).

Ahora que estamos por aquí, vamos a echar un vistazo a otra de las tradiciones populares más destacadas de la zona. Echamos mano nuevamente los etnotextos recogido por José Luis Puerto.

Por una parte, parece que en la zona se han hallado útiles de piedra prehistóricos:

«Allí, en Poladura, algunos que si habían encontrao cosas de piedra, con las que trabajaban los antiguos de hace... Pero... Que habían encontrao como hachas y cosas así, hechas de piedra, con las que trabajaban los antiguos»(16).

Por otra volvemos a encontramos con otra tradición de tesoro legendario.

«Bueno, hay una peña, así, a poco del pueblo, a poca distancia, hay una pradera que queda así, pendiente, que se llama la Pría. Después hay una peña. Y allí decían que estaban los moros. Yo qué sé. Que habían estau los moros. sí, hay un poco de pared toavía, hecha de entonces, a cal y canto, hay un poco de paré en aquella peña. Yo lo que les oí a mis antepasaos. Y mira yo el tiempo que tengo.
«[¿Qué se decía de los moros?] sí, que dejaban tesoros. Que decían que iban a dar agua a los mulos, o eso, por debajo tierra; que les iban a dar agua a la fuente de…, espere a ver. Que decían:
–De Castilla al Castellón,
a las tierras del Burón,
de la Peral a la Pría.
Que iban a dar agua a los mulos a la Peral, a la Peral. Bueno, después decían eso:
–De Castilla al Castellón,
a las tierras del Burón,
de la Peral a la Pría.
Campas de Ana María.
Porque ahí queda el pellejo del buey pinto,
Que vale más que todo Sevilla.
«Yo es que…, eso. Sí, decían, que habían encontrado algunas personas barras y que eran de oro y ¡ah!, bueno, esas cosas. Sí, sí»(17).


Castillo de los Moros

La peña en la que habían estado los moros es el Castellón o Castillo de los Moros. La referencia a Castilla debió derivarse de otro topónimo, el Castiello, que aparece en otras versiones:

Del castillo al Castellón,
a las Tierras del Hurón
y a la Fuente Ana María
hay una piel de buey pinto
y el vestido de un Señor
que vale el Reino de León(18).




De los topónimos mencionados conocemos la ubicación de un monte local conocido como El Castiello, el Castellón, la Pría y la Fuente Ana María. Existen una interesantísima relación entre el primero y el último: desde Fuente Ana María se pone el Sol de las fiestas de media estación de primeros de mayo/agosto sobre el monte El Castiello. En cuanto a la Pría, desde aquí concurren dos alineamientos en el horizonte: el las fiestas de media estación de primeros de febrero/noviembre sobre el Alto de Prao Mojón y en el lunasticio menor sur en el Pico la Palecha. Desde el Castellón no he reconocido ningún alineamiento solar o lunar. En alguna otra ocasión, como en el tesoro de Tamba(19), hemos considerado la posibilidad de que este tipo de tradiciones sean una reminiscencia del valor de ciertos lugares como nodos de un antiguo espacio de culto. El caso que nos ocupa parece corroborar esta interpretación.

Vista desde la Fuente Ana María
Vista desde la Fuente Ana María
Vista desde la Pría

Sobre la Fuente de Ana María

El nombre de de la Fuente Ana María inmediatamente me evocó otra fuente de la que había oído hablar hace ya varios años. Se trata de la Fuente de María González asociada a una tradición popular muy interesante:

«Lleva el nombre de una mujer que llegó al pueblo a mediados de un crudo invierno, hace muchísimos años. Venía de algún lugar de Asturias y preguntaba a la gente que se encontraba a su paso, si conocía una fuente con unas características que ella detallaba minuciosamente y citaba nombres de terrenos y trochas.
«Había recorrido un largo camino preguntando y nadie le había dado respuesta, hasta que en Piornedo sí supieron de qué fuente se trataba. La mujer, al parecer, era alta, pero andaba encorvada porque se encontraba al borde de la muerte: estaba muy enferma. Tenía una dolencia extraña que la corroía por dentro y ni los mejores cirujanos de la época habían sabido atajarla. Había probado infinidad de remedios sin resultado, hasta que cayó en sus manos una lienda escrita en ajado pergamino que hablaba de la fuente y, bajo ciertas circunstancias, de su poder casi milagroso.
«Un vecino acompañó a la desdichada hasta el lugar exacto y, cansado de aconsejarla que no se quedara, que podía morir congelada o comida por los lobos, allí la dejó sola. Nadie sabe cómo aguantó entre los hielos durmiendo sin fuego en la cercana cabaña de pastores.
Al noveno día la vieron bajar del monte, por el mismo camino que tú has tenido. Llegó muy débil, pero el color había vuelto a su piel y los ojos brillaban con renovada energía.
«Dicen que contó que se había bañado desnuda en la minúscula poza nueve veces al día durante los nueve días, hasta que el último vio crecer una nube negra de por la parte del pico de Cuerno Maldito. Aquella nube bajó hasta la fuente y lo envolvió todo con una atmósfera fría e irrespirable. En aquel momento le reventaron los pechos y por las heridas salió sangre oscura y maloliente. La nube desapareció como absorbida por el agua del manantial y a la mujer le quedó una cicatriz en cada seno por donde se había ido el terrible mal. Desde aquel asombroso suceso, la fuente se llama de María González»(20).

Supe de su emplazamiento a partir del mapa Reservada Biosfera das Terras do Miño en la página Biodiversidade ameazada. Una de las geolocalizaciones corresponde a la fuente con unas coordenadas 42°49'51.30"N, 6°51'15.17W, 1550 m. Un estudio preliminar muestra que está alineada con Pico do Agulleiro (42º50'03.86''N, 06º52'06.96''W, 1677 m.) en la puesta del Sol en las fiestas de media estación de primeros de mayo y agosto.

En cuanto al origen del topónimo, su nombre aludiría a un posesor, María González, si no fuera porque ésta es recordada en la tradición popular casi como un personaje imaginario. Sobre si “María” podría proceder de un hidrónimo:

«Las procedentes de *Maria son igualmente hidrónimos pero pertenecientes a la raíz *mar-/mor- 'agua' y cabe la posibilidad de que en estos casos tengamos en maria el plural de lal. more y no un topónimo prerromano»(21).

Igualmente confuso es discernir si la Fuente Ana María procede de una antigua propietaria o de un ser mítico y, en este caso, si es reminiscencia de un paleotopónimo.

«ANAS, hidrónimo --según J.Hubschmid-- de origen celta y comparable con los también hidrónimos Anaveix (Barcelona), Ana, Fonte d'Ana (Córcega) y Anatis (Mauritania)»(22).

«*[h]ana– es una de las clásicas raíces hidronímicas paleoeuropeas y de las de más abundante y clara documentación(23); al respecto bastaría citar nuestro río Guadiana que, por supuesto, era simplemente Anas en época romana (Mela 3,1,3 y 6; Plin. nat. 3,2,6 y 3,3,13; Strab. 3,1,6...) y los topónimos, con sus respectivas sufijaciones, recogidos en el territorio de la antigua Galia por Delamarre(24): Anet, Annapes, Anneux y Annoix, o bien podría asimismo citarse al respecto la significación paludem, esto es ‘aguazal – charca’ recogida para una forma gálica anam en el denominado glosario de Vienne también llamado de Endlicher en honor de su descubridor, funcionario de la Biblioteca Palatina de la francesa ciudad de Vienne en 1836(25). En esa misma línea es también inevitable sondear la eventual relación que pueda haber con la popular figura mitológica galaica de Ana Manana, mora (moura) que vive en la fuente de su nombre, como recuerdan Cuba, Reigosa y Miranda(26), para quienes «Resulta clara la relación de Ana Manana con Ana, Dana, Don o Diana, diosa de las aguas y de las fuentes y del otro mundo, a quien están dedicados el río Ana (o sea el Guadiana), la Laguna de Anna (Albufera, en Valencia), el Coto de Doñana [...] etc.». De modo general, además, en la tradición galaica las mouras de las fuentes llevan casi siempre el nombre de Ana(27)»(28).

No pude resistirme a encontrar más información sobre esta Fonte de Ana Manana que evidencia paralelos tan interesantes con nuestra Fuente Ana María. La encontré gracias a este texto de Xavier Limia de Gardón, Para a fonte de Ana Manana publicado en La Región el 9/11/2009:

«Aquí se sitúa a fermosa e significativa lenda de Ana Manana. Esta era a Raíña dunha fonte preto do Pozo do Meimón, na estrada de Ourense a Castrelo. ¡Ana Manana!, ¡Ana Manana!, ¡Ana Manana!, por tres veces chamouna un home para darlle un queixo con picos, encargo ó que se comprometera ante un señor moi luxoso -como recolleu Risco-, que o abordara cando ia de camiño a Castela para segar. Ela a cambio lle daría un tesouro que o faría rico. Mais o home pasa antes pola súa casa, e a súa muller morde un extremo do queixo sen que il se dese conta, e cando a Raíña se fai presente trala invo cación, dille que xa non pode haber trato daquela pois o queixo non era tal senón un cabalo branco, que agora está coxo, e xa non se pode ir nel. Enrabechada por ter que quedar na fonte dálle un regalo: un refaixo para a muller, mais o home ponllo antes a unha sobreira que había alí, que comezou a arder de contado, co que salva a súa dona e con ela á súa casa. [...] Noutra variante da lenda o queixo é pan, que serve para desencantar as tres irmáns, marchando nos cabalos dúas, e quedando a terceira Ana Manana, xa que non pode facelo por faltarlle o extremo restante ó pan»(29).

Tuve la suerte de encontrar las coordenadas del Pozo Maimón en el trabajo Inventario y caracterización del yacimiento termal de Ourense ciudad (Galicia, España)(30). Sus coordenadas son 42°20'57.00"N, 7°54'43.00"W, 95 m. y desde aquí los puntos destacados en el horizonte son muy pocos. Uno de ellos tiene como coordenadas 42º21'44.00''N, 7º52'55.50''W, 325 m. en los Montes de Lodeiros donde el Sol nace en el solsticio de verano.

En los tres casos nos encontramos con fuentes con nombres de mujeres, creemos que seres míticos, con tradiciones populares mágicas y alineamientos solares en solsticios o fiestas de media estación del verano, fechas en las que el agua adquiría propiedades especiales y curativas.


Los cálculos en este enlace.
-----------------------------------------------------------------------------------------
(1) Consuelo Gutiérrez Gutiérrez, Poladura de la Tercia, PUERTO, J. L., Leyendas de tradición oral en la provincia de León, 2011, p. 433

(2) Agustina González Morán, San Martín de la Tercia, PUERTO, J. L., Leyendas de tradición oral en la provincia de León, 2011, p. 433

(3) Emilia Díez de Paz, San Martín de la Tercia, PUERTO, J. L., Leyendas de tradición oral en la provincia de León, 2011, p. 434

(4) GONZÁLEZ, I., Leyendas, creencias y predicciones en Los Argüellos y comarcas limítrofes, Edilesa, 2013, pp. 89-90

(5) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., El monte sagrado de La Candamia, Asturiensis prouincia Indigena, 2011, http://asturiense.blogspot.com.es/2011/09/el-monte-sagrado-de-la-candamia.html

(6) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., La Fuente de la Faya, Asturiensis prouincia Indigena, 2012, http://asturiense.blogspot.com.es/2012/04/la-fuente-de-faya.html

(7) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., El tesoro de Tamba, Asturiensis prouincia Indigena, 2012, http://asturiense.blogspot.com.es/2012/05/el-tesoro-de-tamba.html

(8) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., La fuente de la vida, Asturiensis prouincia Indigena, 2013, http://asturiense.blogspot.com.es/2013/01/la-fuente-de-la-vida.html

(9) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., La pastora, el pozo, el toro y el cuélebre del Pozu los Texos, Asturiensis prouincia Indigena, 2014,http://asturiense.blogspot.com.es/2014/05/la-pastora-el-pozo-el-toro-y-el.html

(10) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., La pastora, el pozo, el toro y el cuélebre del Pozu los Texos, Asturiensis prouincia Indigena, 2016,http://asturiense.blogspot.com.es/2016/03/la-encantada-de-los-barrios-de-gordon.html

(11) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Larouco, el dios del verano: santuarios rupestres en Vilar de Perdizes, Asturiensis Prouincia Indigena, 2012, http://asturiense.blogspot.com.es/2012/05/larouco-el-dios-del-verano-santuarios.html

(12) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., El santuario rupestre de la Mesa del Carpio y la luna nueva del solsticio de invierno, Terrae Antiquae, http://terraeantiqvae.com/group/arqueoastronomia/forum/topics/el-santuario-rupestre-de-la-mesa-del-carpio-y-la-luna-nueva-del#.Uwpp9ON5POR

(13) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Santuarios termales y dragones: Luyego, Santa Mariña de Augas Santas y La Edrada de Cacabelos, Asturiensis Prouincia Indigena, 2012, http://asturiense.blogspot.com.es/2012/12/santuarios-termales-y-dragones-luyego.html

(14) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., La fuente de la vida, Asturiensis Prouincia Indigena, 2013, http://asturiense.blogspot.com.es/2013/01/la-fuente-de-la-vida.html


(15) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Piedralba: arte rupestre y agua, Asturiensis Prouincia Indigena, 2015, http://asturiense.blogspot.com.es/2015/10/piedralba-arte-rupestre-y-agua.html

(16) Consuelo Gutiérrez Gutiérrez, Poladura de la Tercia, PUERTO, J. L., Leyendas de tradición oral en la provincia de León, 2011, p. 496

(17) Consuelo Gutiérrez Gutiérrez, Poladura de la Tercia, PUERTO, J. L., Leyendas de tradición oral en la provincia de León, 2011, p. 343

(18) Web del Ayuntamiento de Villamanín, http://www.ayuntamientovillamanin.com/poladura.html

(19) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., El tesoro de Tamba, Asturiensis prouincia Indigena, 2012, http://asturiense.blogspot.com.es/2012/05/el-tesoro-de-tamba.html

(20) GARCÍA “YUMA”, M., , Ancares, Cervantes e Ibias, Everest, 2ª Edición, 2000, pp. 157-158

(21) PEDRERO, R., El hidrónimo prerromano MIRA*, Emerita: Revista de lingüística y filología clásica, Vol. 64, Nº 2, 1996, p. 364

(22) GORDÓN PERAL, M. D., RUHSTALLER, S., Análisis etimológico de la macrotoponimia onubense, Huelva en su historia, Nº 4, 1992, pp. 425

(23) VILLAR, F.: Indoeuropeos y no indoeuropeos en la Hispania Prerromana, Universidad de Salamanca, Salamanca 2000, p. 329

(24) DELAMARRE, X.: Dictionnaire de la langue gauloise. Une approche linguistique du vieux–celtique continental, Éditions Errance, París 2003, p. 43, ana

(25) LAMBERT, P.–Y.: La langue gauloise. Description linguistique, commentaire d’inscriptions choisies, Éditions Errance, París 1997, p. 203

(26) CUBA XOÁN, R., REIGOSA, A., MIRANDA, X.: Diccionario dos seres míticos galegos, Edicions Xerais de Galicia, Vigo 2000, p. 32

(27) CUBA XOÁN, R., REIGOSA, A., MIRANDA, X.: Diccionario dos seres míticos galegos, Edicions Xerais de Galicia, Vigo 2000, p. 243, Tres mouras

(28) BALLESTER, X., Deva y otros devaneos arqueoibéricos, Real Académia de Cultura Valenciana: Sección de estudios ibéricos "D. Fletcher Valls". Estudios de lenguas y epigrafía antiguas Nº. 9, 2009, pp. 319-320

(29) LIMIA DE GARDÓN, X., Para a fonte de Ana Manana, La Región, 9/11/2009,http://www.laregion.es/opinion/xabier-limia-gardon/fonte-ana-manana/20091109000000247428.html

(30) ARAUJO NESPEREIRA, P. A., CID FERNÁNDEZ, J . A., DELGADO OUTERIÑO, I., GÜEZMES BARRIUSO, A. L., Inventario y caracterización del yacimiento termal de Ourense ciudad (Galicia, España), http://www.xeoaquis.com/admin/docs/070501%20YACIMIENTO%20GEOTERMICO%20OURENSE-CIUDAD.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...