Presentación

¡Bienvenido!

En este blog iré presentando distintos temas, tanto históricos como más actuales, relacionados con este olvidado rincón del Noroeste.

Ahora mismo, el objeto principal de mi interés es el estudio de los antiguos lugares sagrados y sus pervivencias en nuestro patrimonio cultural y arqueológico. Este blog es la continuación del estudio etnoarqueoastronómico con marco geográfico en el valle alto de los ríos Duerna y Turienzo en la comarca leonesa de Maragatería cuyos resultados publiqué en el libro Teleno, Señor del Laberinto, del Rayo y de la Muerte. En este libro se sientan las bases sobre el origen y pervivencias de un calendario prehistórico basado en equinoccios, solsticios y fiestas de media estación, los fundamentos de la práctica astronómica antigua y el uso de los lugares de culto prehistóricos como calendario en el paisaje.

A la derecha puedes encontrar varias páginas con un índice temático que relaciona las distintas entradas publicadas clasificadas por temas, un índice geográfico que visualiza en un mapa los lugares estudiados, una página con enlaces a aplicaciones o utilidades de interés y una biblioteca con libros y artículos digitalizados sobre temas tales como Arqueología, Astronomía, Arqueoastronomía, Historia de las Religiones, Tradición Popular, Historia, etc.

Si deseas corregir, matizar, opinar o pedir más información sobre lo aquí apuntado, te animo a participar.

martes, 2 de junio de 2015

Las líneas de Cazoletas de Andiñuela



Desde hace varios años, desde el 2009, me he implicado en un estudio cuyo objetivo es probar que una de las funciones de restos prehistóricos como megalitos o estaciones de arte rupestre, petroglifos y pinturas esté relacionado con el seguimiento de un antiguo calendario lunisolar indicado por los movimientos cíclicos del Sol, la Luna y algunas estrellas. Este blog no deja de ser una especie de blog de notas en el que anoto unas propuestas y rectifico otras, como si se tratara de la exploración de una cueva a oscuras.

El significado que tuvo el arte rupestre para sus autores es un tema que apasiona a muchos, pero que aún está lejos de exponer respuestas definitivas, aunque también es cierto que no hay ningún área de conocimiento actual en el que esta búsqueda haya llegado a término. Bien es cierto que hay disciplinas y personas ancladas en el positivismo decimonónico para los que sólo cabe refinar las ideas, explicaciones y teorías dominantes, aunque cada vez se van consolidando otros enfoques, más constructivos y prácticos que el de mi admirado Feyerabend, como los que, aún reconociendo la imposibilidad de discernir la “verdad” última, plantean poner a competir diferentes teorías que nos permitan aproximarnos desde diferentes enfoques a la comprensión del fenómeno de nuestro interés. Bueno, ésta es la mía.

Estamos tratando de reconocer el patrón o patrones que siguen los santuarios prehistóricos con arte rupestre en cuanto a su utilización como sistema de seguimiento de los ciclos celestes. Una primera aproximación consistiría en considerar los puntos conspicuos en el horizonte del paisaje accesible desde el lugar con petroglifos que podrían utilizarse como referencia para señalar el acontecimiento de las fiestas del primer calendario de los europeos que postulamos(1) o los momentos críticos del ciclo de regresión de los nodos de la Luna que tanto interés parece haber tenido para los constructores de los monumentos megalíticos(2), al ponerse o salir el Sol, la Luna o cierta estrella en ellos. Ese es el enfoque seguido en las estaciones de arte rupestre de los valles del Duerna y el Turienzo en Maragatería, León(3), en Vilar de Perdizes, Portugal(4), el santuario rupestre de La Degollada(5) y Las Pisadas del Mouro y la Moura de Castrillo de la Valduerna(6)en La Valduerna, León, la Pedra da Boullosa en Campo Lameiro, la Pedra da Serpe del Castro Penalba(7), A Serpe del castro de Troña(8), los petroglifos próximos al Monte do Facho de la península de Morrazo(9) y la Cova da Bruxa(10), Pontevedra, Carnota en Coruña(11), Pontevedra, las estaciones de O Bosque, Penasdagua y Entoma de Valdeorras(12) y los petroglifos de Santa Marina de Torre, en El Bierzo, León(13).

En ocasiones encontramos lugares con petroglifos próximos entre sí, intervisibles, a veces sobre rocas visibles a distancia de manera que éstas podrían servir para señalar referencias en el horizonte. Así sucede en Mogor, Pontevedra(14), Proendos, Lugo(15) y Val de San Román, Maragatería, León(16).

Sin embargo, en muchas ocasiones encontramos que en el diseño del grabado se subrayan ciertas direcciones de diversas formas: pilas alargadas como As Pioucas da Santa de Santa Mariña de Augas Santas, Ourense(17) o Pena Escrita de Vilar de Perdizes, Portugal(18); grandes y escasas cazoletas que invitan a considerarse emparejadas, y consiguientemente, determinando direcciones como en Laxe das Rodas(19), o cazoletas en línea con en Alija, León(20).




En el año 2013, Juan Carlos Campos publicó en su blog el hallazgo en andiñuela de nuevas evidencias de petroglifos por parte de Mark Raes:
Nuevas evidencias de petroglifos y altares rupestres en Maragatería (I) y (II)(21). Conocemos 4 rocas con petroglifos, tres de ellos en afloramientos a ras de suelo, solo visibles a pie de yacimiento y un cuarto, el principal, en una roca densamente grabada que forma parte de un conjunto rocoso destacado.

El monte más relevante en el paisaje es Sanamede que ofrece declinaciones -31,7º, -31,1º, -30,7º y -30,5, cerca, pero no suficientemente a la salida de la Luna en el lunasticio mayor Sur. Considerando a la roca principal como referencia frontal, las declinaciones obtenidas son 49,3º y 52,9º (dos de las rocas superficiales están alineadas con la roca principal). Nada interesante.

Sin embargo, en esta ocasión la configuración de las cazoletas sugiere la definición de líneas, bien porque encontramos varias cazoletas alineas, bien porque encontramos líneas que unen pares de cazoletas, bien porque el número de cazoletas es suficientemente reducido para explorar todas las combinaciones de líneas o, al menos, entre las cazoletas más acentuados.


La roca principal, que vamos a identificar como 1, es la que por la densidad de grabados planea la mayor dificultad de análisis, que por esta razón vamos a afrontar por niveles. El primer nivel será considerar las líneas trazadas entre cazoletas, muy especialmente la más marcada, entre C y B. En cuanto al sentido de la línea, solo tendremos en cuenta aquel que se proyecte en el horizonte lejano ya que en el momento de tomar las medidas no contaba con una herramienta que me permitiera medir la elevación sobre un horizonte inmediato. El siguiente es examinar las líneas definidas por las cazoletas más profundas: A, B, C y D. A continuación estudiaremos las líneas formadas por tres o más cazoletas: KAI, LOP, KCL, DLN y AHN. Finalmente, consideremos todas las posibilidades.

La línea B-C arroja una declinación de -24,7º aunque el error de acimut es de 1,5º, que supera el umbral de validez fijado en 1º. Ese el el valor medido utilizando como guía una vara recta y obteniendo las coordenadas de su proyección en el horizonte. sin embargo, como la línea que une las cazoletas está muy marcada, es muy gruesa, puede absorber sin problemas el error calculado. En sentido contrario obtenemos 30,4º con un error de 2,6º respecto a la puesta de la Luna en el lunasticio mayor Norte. Demasiado. Las otras dos líneas son D-E, que da -39.6º, y M-N, con -36,2º, que nos reencuentran con estrellas de Centauro y la Cruz del Sur(22). La siguiente gráfica nos muestra la variación en el tiempo de la declinación de sus estrellas. Para el año 2600 a.C. las estrellas α Crucis y α Centauri tienen valores que se corresponden con los alineamientos D-E y M-N, respectivamente.


En un artículo anterior, El estudio de los fenómenos estelares en los santuarios prehistóricos(23) expusimos un método de cálculo de las fechas de los fenómenos heliaco y acrónico de una estrella determinada, para una dirección determinada. En las siguientes dos gráficas podemos ver los resultados obtenidos para α Crucis y α Centauri en la direcciones señaladas por D-E y M-N y el año 2600 a.C.. La puesta heliaca de α Crucis acontece muy cerca de la fiesta de media estación de mayo y la puesta acrónica de α Centauri en coincidencia con el solsticio de invierno.

Alpha Centauri, 2600 a.C. 
Alpha Crucis 2600 a.C.
En este nivel, considerando solo alineamientos solares y lunares y siguiendo el procedimiento señalado en el artículo Evaluación estadística de observatorios astronómicos prehistóricos(24) , la probabilidad de que los resultados obtenidos se deban a la simple casualidad (un acierto de tres) es del 27,2%.

Además de la línea B-C, las otras combinaciones de cazoletas gruesas son A-B, A-D y B-D (C-D son demasiado grandes y demasiado cerca) que implican las declinaciones -4,3º, -44,7º y -16,5º. Este último señala con precisión la salida del Sol en las fiestas de media estación de primeros de febrero/noviembre. A este nivel la probabilidad de que los resultados obtenidos se deban a la simple casualidad (dos aciertos de seis) es del 11,1%.

En cuanto a las ternas de cazoletas alineadas, KAI, LOP, KCL, DLN y AHN, obtenemos las declinaciones, 6,0º, 23,2º, -18.8, -2,8º y -18.3º: el segundo y el tercero satisfacen el error de acimut máximo admitido para el solsticio de verano y el lunasticio menor al Sur. A este nivel la probabilidad de que los resultados obtenidos se deban a la simple casualidad (cuatro aciertos de once) es del 1,5%.

En el resto de pares reconocemos las siguientes declinaciones significativas: K-N con -16,7º, A-M con -16.6º, E-P con 18.8º, C-O con 1,0º. Las dos primeras corresponden a las fiestas de media estación de febrero/noviembre, la siguiente al lunasticio menor Norte y la última a los equinoccios. En este nivel, en el que consideramos todos los pares de cazoletas, cada alineamiento de tres se convierten en 3 pares (solo estamos considerando el sentido de la línea que se proyecta en el horizonte). Por ejemplo, KAI corresponde a los pares KA, KI y AI. A este nivel la probabilidad de que los resultados obtenidos se deban a la simple casualidad (8 aciertos de 66) es del 31,7%.

Pares astronómicamente significativos en la Roca 1
La conclusión que podemos extraer de este análisis es que el contenido de información astronómica mediante alineamientos deliberados se produce especialmente en los tres primeros niveles: líneas entre cazoletas, pares de cazoletas grandes y ternas de cazoletas en línea.


Pasemos ahora a la siguiente roca con cazoletas que identificaremos con el número 2. Tiene solo 4 cazoletas que suponen 7 direcciones de las que A-B con 24,8º y A-C con 16,4º, solsticio de verano y fiestas de media estación de mayo/agosto. El valor de probabilidad de alineamientos casuales es de 14,7º.


La roca número 3, con 5 cazoletas, produce las siguientes declinaciones de interés: A-B con 23,8º, A-E con 18,2º, A-D con 17,2º y C-D-E con 23,6º, solsticio de verano, lunasticio menor Norte, fiestas de media estación de mayo/agosto y nuevamente solsticio de verano, 4 aciertos de 6 posibilidades, un 0,1% de probabilidad de que estos resultados sean fruto de la casualidad.



La roca número 4 contiene una línea que recorre 5 cazoletas y un par de agrupaciones de cazoletas, uno más marcado que el otro. Sólo vamos a considerar el que incluye las cazoletas más profundas. La línea de 5 cazoletas ABCDH está orientada hacia la puesta del Sol en las fiestas de media estación de mayo y agosto. Si consideramos los pares, además de los 10 correspondientes a la línea de 5 cazoletas (AB, AC, AD, AH, BC, BD,...) podemos reconocer los siguientes pares astronómicamente significativos: AF con 18,4º, BG con 18,6º y BF con 18,8º en el lunasticio menor Norte. En este caso, 13 aciertos de 35, que supone prácticamente un 0% de probabilidad de que los alineamientos sean casuales.

Si consideramos todos los pares de las 4 rocas tendremos 27 aciertos astronómicos entre 114 pares, un 0% de probabilidad de que los alineamientos sean fruto de la casualidad. Este tan reducido se debe al gran peso relativo que tienen los alineamientos de cazoletas astronómicamente significativos, y especialmente el de 5, sobre el resto de pares. Si realizamos este análisis estadístico solo con las líneas formadas por varias cazoletas, KAI, LOP, KCL, DLN y AHN en la roca 1, CDE de la roca 3 y ABCDH de la roca 4, tenemos 4 aciertos entre 7, un 0,21% de probabilidad de que los alineamientos sean fruto de la casualidad.

Como conclusión, comenzábamos el artículo con la suposición de que las líneas de cazoletas de estas 4 rocas de Andiñuela tenían un significado y, como consecuencia de este estudio, podemos concluir que estas direcciones tienen un significado astronómico. La probabilidad de que estos alineamientos sean fruto de la casualidad es extraordinariamente bajo. Podemos atribuir dos de las líneas marcadas en una de las rocas a direcciones relacionadas, nuevamente, con estrellas de Centauro y de la Cruz del Sur cuyas puestas señalan el acontecimiento de la fiesta de media estación de mayo y el solsticio de invierno en el año 2600 a.C.

Los cálculos en este enlace.

---------------------------------------------------------------------------------------
(1) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., La génesis del calendario: el calendario prehistórico, Asturiensis Prouincia Indigena, 2011, http://asturiense.blogspot.com.es/2011/11/la-genesis-del-calendario-el-calendario.html;
GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., La génesis del calendario (II): pervivencias en las fiestas populares leonesas, Asturiensis Prouincia Indigena, 2015, http://asturiense.blogspot.com.es/2015/03/la-genesis-del-calendario-ii.html

(2) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Lunasticio, Asturiensis Prouincia Indigena, 2012, http://asturiense.blogspot.com.es/2012/07/lunasticio.html

(3) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M.A., Teleno, Señor del Laberinto, del Rayo y la Muerte. Un enfoque etnoarqueoastronómico para el estudio de los santuarios antiguos del corazón de la Asturia, Editorial Lobo Sapiens, 2011

(4) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Larouco, el dios del verano: santuarios rupestres en Vilar de Perdizes, Asturiensis Prouincia Indigena, 2012, http://asturiense.blogspot.com.es/2012/05/larouco-el-dios-del-verano-santuarios.html

(5) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., El santuario rupestre de La Degollada, Asturiensis Prouincia Indigena, 2012, http://asturiense.blogspot.com.es/2012/09/el-santuario-rupestre-de-la-degollada.html

(6) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Las Pisadas del Mouro y la Moura de Castrillo de la Valduerna, Asturiensis Prouincia Indigena, 2014, http://asturiense.blogspot.com.es/2014/02/las-pisadas-del-mouro-y-la-moura-de.html

(7) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., El dragón de piedra: Pedra da Boullosa, as Pedras da Serpe de Castro Penalba y Gondomil, Santo Hadrián de Malpica y San Llorienzu de Xixón, Asturiensis Prouincia Indigena, 2013, http://asturiense.blogspot.com.es/2013/01/el-dragon-de-piedra-pedra-da-boullosa.html

(8) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., A Serpe de Troña, Asturiensis Prouincia Indigena, 2014, http://asturiense.blogspot.com.es/2014/11/a-serpe-de-trona.html

(9) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., O Monte do Facho y el santuario de Berobreo, Asturiensis Prouincia Indigena, 2014, http://asturiense.blogspot.com.es/2014/12/o-monte-do-facho-y-su-santuario-de.html

(10) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Cova da Bruxa, Asturiensis Prouincia Indigena, 2013, http://asturiense.blogspot.com.es/2013/05/cova-da-bruxa.html

(11) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., La conexión atlántica-mediterránea: Carnota, Asturiensis Prouincia Indigena, 2013, http://asturiense.blogspot.com.es/2013/02/la-conexion-atlantica-mediterranea.html

(12) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Arte rupestre gigurro: O Bosque, Penasdagua y Entoma, Asturiensis Prouincia Indigena, 2015, http://asturiense.blogspot.com.es/2015/01/arte-rupestre-gigurro-arcos-valdegodos.html

(13) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Lo petroglifos de Santa Marina de Torre y la Cruz del Sur, Asturiensis Prouincia Indigena, 2015, http://asturiense.blogspot.com.es/2015/02/lo-petroglifos-de-santa-marina-de-torre.html

(14) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Mogor, Asturiensis Prouincia Indigena, 2012, http://asturiense.blogspot.com.es/2012/10/mogor.html

(15) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Arte rupestre y astronomía: el caso de los petroglifos de Proendos, Lugo, Asturiensis Prouincia Indigena, 2014, http://asturiense.blogspot.com.es/2014/03/arte-rupestre-y-astronomia-el-caso-de.html

(16) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Los petroglifos de la Encruciada de Val de San Román y la Virgen de la Carballeda, Asturiensis Prouincia Indigena, 2015, http://asturiense.blogspot.com.es/2015/04/los-petroglifos-de-la-encruciada-de-val.html

(17) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M.A., Teleno, Señor del Laberinto, del Rayo y la Muerte. Un enfoque etnoarqueoastronómico para el estudio de los santuarios antiguos del corazón de la Asturia, Editorial Lobo Sapiens, 2011, pp. 247-250

(18) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Larouco, el dios del verano: santuarios rupestres en Vilar de Perdizes, Asturiensis Prouincia Indigena, 2012, http://asturiense.blogspot.com.es/2012/05/larouco-el-dios-del-verano-santuarios.html

(19) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., El calendario lunisolar prehistórico de Laxe das Rodas, Asturiensis Prouincia Indigena, 2013, http://asturiense.blogspot.com.es/2013/03/el-calendario-lunisolar-prehistorico-de.html

(20) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Alija, Asturiensis Prouincia Indigena, 2014, http://asturiense.blogspot.com.es/2014/02/alija.html

(21) CAMPOS, J. C., Nuevas evidencias de petroglifos y altares rupestres en Maragatería (I), La Tierra de los Amacos, 2013, http://tierradeamacos.blogspot.com.es/2013/07/nuevas-evidencias-de-petroglifos-y.html; CAMPOS, J. C., Nuevas evidencias de petroglifos y altares rupestres en Maragatería (II), La Tierra de los Amacos, 2013, http://tierradeamacos.blogspot.com.es/2013/12/nuevas-evidencias-de-petroglifosii.html

(22) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Lo petroglifos de Santa Marina de Torre y la Cruz del Sur, Asturiensis Prouincia Indigena, 2015, http://asturiense.blogspot.com.es/2015/02/lo-petroglifos-de-santa-marina-de-torre.html; GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Los petroglifos de la Encruciada de Val de San Román y la Virgen de la Carballeda, Asturiensis Prouincia Indigena, 2015, http://asturiense.blogspot.com.es/2015/04/los-petroglifos-de-la-encruciada-de-val.html

(23) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., El estudio de los fenómenos estelares en los santuarios prehistóricos, Asturiensis Prouincia Indigena, 2015, http://asturiense.blogspot.com.es/2015/02/el-estudio-de-los-fenomenos-estelares.html

(24) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M.A., Evaluación estadística de observatorios astronómicos prehistóricos, Asturiensis Prouincia Indigena, 2012, http://asturiense.blogspot.com.es/2012/03/evaluacion-estadistica-de-observatorios.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...