Presentación

¡Bienvenido!

En este blog iré presentando distintos temas, tanto históricos como más actuales, relacionados con este olvidado rincón del Noroeste.

Ahora mismo, el objeto principal de mi interés es el estudio de los antiguos lugares sagrados y sus pervivencias en nuestro patrimonio cultural y arqueológico. Este blog es la continuación del estudio etnoarqueoastronómico con marco geográfico en el valle alto de los ríos Duerna y Turienzo en la comarca leonesa de Maragatería cuyos resultados publiqué en el libro Teleno, Señor del Laberinto, del Rayo y de la Muerte. En este libro se sientan las bases sobre el origen y pervivencias de un calendario prehistórico basado en equinoccios, solsticios y fiestas de media estación, los fundamentos de la práctica astronómica antigua y el uso de los lugares de culto prehistóricos como calendario en el paisaje.

A la derecha puedes encontrar varias páginas con un índice temático que relaciona las distintas entradas publicadas clasificadas por temas, un índice geográfico que visualiza en un mapa los lugares estudiados, una página con enlaces a aplicaciones o utilidades de interés y una biblioteca con libros y artículos digitalizados sobre temas tales como Arqueología, Astronomía, Arqueoastronomía, Historia de las Religiones, Tradición Popular, Historia, etc.

Si deseas corregir, matizar, opinar o pedir más información sobre lo aquí apuntado, te animo a participar.

jueves, 1 de marzo de 2012

El círculo megalítico de Cobrana



La provincia de León, “oficialmente”, parece estéril en cuanto a manifestaciones megalíticas, a pesar de estar rodeada por regiones con una fuerte presencia de restos megalíticos como Asturias y Galicia, a pesar de que otros territorios de la región homónima como Sayago, Toro o los astures del Valles de Benavente(1), también presentan restos de dólmenes o túmulos, y a pesar de que, a diferencia de la cuenca media del Duero, dispone de materia prima necesaria: “piedra”. Entre los restos reconocidos en la literatura arqueológica encontramos el menhir de La Uña (Valdosín) y las tumbas colectivas de Villanueva de Carrizo, Gordaliza del Pino y La Candamia, más una decena en el entorno de los Picos de Europa repartidos entre los términos municipales de Acebedo, Burón, Oseja de Sajambre y Posada de Valdeón. Como indicios, suele considerarse un bloque con motivos serpentiformes y cruciformes relacionables con algunos bloques dolménicos asturianos hallado en una cuadra de Cármenes, posibles estructuras tumulares en Babia, y finalmente, en Camposagrado, una punta romboidal que suele aparecer en ajuares megalíticos que P. Redondo encontró, habiendo apuntado el padre C. Morán la posible existencia de dólmenes en este mismo lugar(2). Sin embargo, en mi opinión, habría que extender esta consideración a la Cruz de Fierro así como a las “cruces” del camino de las Tejedas y del Pico Candanedo, en el Monte Irago, al Arca de las Pastora entre Lucillo, Villalibre y Quintanilla de Somoza, el megalito del santuario rupestre de San Salvador de Quintanilla de Somoza, La Albarda del santuario rupestre de Peñafaciel entre Lucillo y Filiel, la Cruz de Almagro de Filiel, el Arca del Obispo entre Chana y Filiel y el Campo de las Arcas del Becerril(3). A estos, podemos añadir otros indicios procedentes de la tradición como la gran roca sobre la que se construyó la ermita del Humilladero de la Virgen del Camino, las grandes rocas sobre las que se construyeron los santuarios de Camposagrado y Pandorado, o el sugerente túmulo sobre el que se emplaza la ermita de la Virgen de San Mamés de Palacio de Torío, entre otros. Sobre esta situación paradójica, reflexionaba en Teleno, Señor del Laberinto, del Rayo y de la Muerte: «En definitiva, es muy desconcertante constatar que León, donde no hay evidencia [formal] de restos materiales relacionados con la cultura megalítica muestre trazas culturales de haber participado de ella. Huellas presentes en la toponimia, en la función delimitadora de arcas y murias, en la costumbre de construir “hombres de piedra”, en las leyendas de mouros y mouras que habitan debajo de las murias, en las peregrinaciones y romerías en las que se realizan ofrendas de piedras, en la función fertilizadora y curadora de rocas y peñas…»(4).

Este verano, mis amigos Fran Allegre, de Villarejo de Órbigo, y Antonio Campillo, de Toreno, me hablaron de un posible monumento megalítico recientemente destruido en El Bierzo. Por cierto, Fran, compañero en la asociación Faceira, acaba de publicar un disco de nanas digno de elogio, recopilado en comarcas de Asturias, León y Zamora tales como el Órbigo, Ancares, Valdeón, Sanabria o Llanes, con título Nel Briezu.

Así, el 26 de agosto nos reunimos los tres en Cobrana para hablar con su informante, Amado ¿Valcarcel?. Aquel día no pudo indicarnos personalmente el emplazamiento del lugar que llaman La Orca, aunque sí lo hizo, muy amablemente, su nieto. Nos explicó que fue destruido hace unos años, aunque no pudimos precisar si diez, veinte o más, al acondicionar el camino que discurre a su lado. ¿Si este lugar se hubiera hecho público antes, se habría evitado este daño?

Está cerca del límite entre Cobrana y Congosto, al borde el arroyo Valdecielo. Amado nos los describió como un círculo de piedras que rodeaba un pozo, y cuyo espacio ahora ocupa una mata de robles. Aquí van algunas imágenes.







Abordé, también, el estudio del potencial astronómico del lugar como factor decisivo en cuanto a la elección del emplazamiento de la construcción megalítica. Si su estructura definía alguna dirección, ya nunca lo sabremos. Desde aquí destaca el monte coronado por Los Abedulos y el Carballín, el Pico Becerril, la Cabeza de la Yegua, El Alto de las Berdiaínas, Pico Tuerto, la Guiana y el pico de la ermita de la Virgen de la Peña. El lunasticio mayor sur se produce sobre Los Abedulos y el lunasticio menor sur en un punto del horizonte reconocible aunque menos destacado que los anteriores conocido como Alto de la Gaitosa.





El topónimo es interesante. A Fran y Antonio, infatigables encuestadores especialmente interesados en datos lingüísticos y musicales, les resultó curioso oir “Orca” y no “Forca”, y le preguntaron por ello, pero Amado parecía distinguir uno del otro. En caso de que no sea una castellanización, podría ser análogo a “arca”, del latín arca “caja, cofre, sepulcro”, también frecuentemente identificando monumentos megalíticos, si bien “orca” parece una forma más propia de Portugal(5). Podría también proceder del latín ŏrca, "vasija, cavidad", pero aquí debería diptongar como en Huerga o Valluerca(6)


--------------------------------------------------------------------
(1) San Adrián y las Peñezuelas de Granucillo de Vidriales, Piedra Hincada de Brime de Urz, el Tesoro de Morales del Rey, el Casetón de los Moros de Arrabalde, Piedra Fincada de Cubo de Benavente, PALOMINO LÁZARO, Á.: Nuevas aportaciones al conocimiento del fenómeno megalítico en la provincia de Zamora, en Actas del Primer Congreso de Historia de Zamora. Tomo 2. Prehistoria. Mundo Antiguo. Zamora, 1989, pp. 173-200, citado en La Otra Voz de Benavente y Los Valles, Sepulturas de hace 5000 años. Instan a la junta a declarar BIC el domen de Almeida de Sayago, http://laotravozdebenavente.blogspot.com/2009/10/sepulturas-de-hace-5000-anos.html

(2) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M.A., Teleno, Señor del Laberinto, del Rayo y la Muerte. Un enfoque etnoarqueoastronómico para el estudio de los santuarios antiguos del corazón de la Asturia, Editorial Lobo Sapiens, 2011, pp. 24-25

(3) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M.A., Teleno, Señor del Laberinto, del Rayo y la Muerte. Un enfoque etnoarqueoastronómico para el estudio de los santuarios antiguos del corazón de la Asturia, Editorial Lobo Sapiens, 2011, pp. 21-37

(4) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M.A., Teleno, Señor del Laberinto, del Rayo y la Muerte. Un enfoque etnoarqueoastronómico para el estudio de los santuarios antiguos del corazón de la Asturia, Editorial Lobo Sapiens, 2011, p.27

(5) «”Mamoa”, “mámoa” ou “mamoinha” é o nome popular (derivado de mama?) de uma sepultura megalítica, consistindo numa caixa rectangular construída com grandes pedras, que formam as paredes e a tampa, tudo coberto de terra, que assim constitui um montículo ou tumulus, bem destacado do solo. Por vezes, sob essa elevação de terreno, encontra-se um autêntico dólmen, a que o povo chama anta, arca ou orca, conforme as regiões» CARDOZO, M., Monumentos Arqueológicos da Sociedade Martins Sarmento, Revista de Guimarães n.º 60, Guimarães, 1950, pp. 413-414; «O povo astribui-lhes significação mágica ou religiosa (há antas transformadas em capelas) e relaciona-as com os mouros, como tudo o que é antigo e de que não se sabe a idade (anta, arca, orca, casa ou cova da moura, etc.)» RIBEIRO, O., A formação de Portugal, Instituto de Cultura e Língua Portuguesa, Ministério da Educação, 1987, p. 30; «Em outros casos, não há mais vestígios dos monumentos por causa de intervenções do homem, ainda mais que por intempéries. Neste caso, so mente o olhar de um arqueólogo pode verificar a presença destes elementos, pois par a um leigo a primitiva “anta” não passará de mais de um monte de pedras espalhadas aleatoriamente. Esses monumentos pré-históricos, com a ação das intempéries, des figuraram-se, muitas vezes, para restar apenas uma de su as du as partes: ou a de pedra, ou a d e terra. Isto gerou alguns topônimos diferentes: Anta, Orca, Arcos e Arcozelo, para o monumento em pedra. Quando só restou o montículo de terra, temos topônimos como Mamoa, Mámoa, Maminha, Mamodeiro, Arca e derivados, Arcã» CARVALHINHOS, P., A onomástica e o resgate semântico: as antas, Estudos Lingüísticos XXXIII, 2004, p. 277

(6) MENÉNDEZ PIDAL. R., Toponimia prerromanica hispana, Gredos, 1952, p. 56

--------------------------------------------------------
(1) Mapa Topográfico Naciona, 1:50.000, 159, 1930

(2), (3), (4) y (5)  La Orca de Cobrana, Miguel Ángel González, 2011

(6)  Vista desde La Orca de Cobrana a la ermita de la Virgen de la Peña, Miguel Ángel González, 2011

(7) Vista desde La Orca de Cobrana a los Aquilanos, Miguel Ángel González, 2011

(8) Vista desde La Orca de Cobrana a Los Abedulos, Miguel Ángel González, 2011

2 comentarios:

  1. Rapaç ! Al tou blog yê ua maravilla ! Sabes que screbimus lus dous un articlu ne la revista Faceira ? haha

    Mira ua cousa : Nos tamiên tenémus ua capiêlla de Nuôssa Señora (de la Lluç) antre Custantin/Constantim y Mubeirus/Moveros. Y sta nun monte mui chanu, de la mesma maneira que la ermita que tu amustres-te hai uns diês atras, so que yê muitu mas grande.
    Hai alla restus d'un castru, un monton de piêdras, sta todu scundidu pur xaras y scobas, mas inda se puôde achar.

    Hai tamiên eilli, al pie de la capiêlla, ua pila, cun trés caçulicas. Nun sei se yê adornu antigu ou mas mudernu.

    Parabiênes pu'l blog, faltame'l tiêmpu pra lu ler :(

    ResponderEliminar
  2. Muitas gracias, Tiegui. Préstame que te guste.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...