Presentación

¡Bienvenido!

En este blog iré presentando distintos temas, tanto históricos como más actuales, relacionados con este olvidado rincón del Noroeste.

Ahora mismo, el objeto principal de mi interés es el estudio de los antiguos lugares sagrados y sus pervivencias en nuestro patrimonio cultural y arqueológico. Este blog es la continuación del estudio etnoarqueoastronómico con marco geográfico en el valle alto de los ríos Duerna y Turienzo en la comarca leonesa de Maragatería cuyos resultados publiqué en el libro Teleno, Señor del Laberinto, del Rayo y de la Muerte. En este libro se sientan las bases sobre el origen y pervivencias de un calendario prehistórico basado en equinoccios, solsticios y fiestas de media estación, los fundamentos de la práctica astronómica antigua y el uso de los lugares de culto prehistóricos como calendario en el paisaje.

A la derecha puedes encontrar varias páginas con un índice temático que relaciona las distintas entradas publicadas clasificadas por temas, un índice geográfico que visualiza en un mapa los lugares estudiados, una página con enlaces a aplicaciones o utilidades de interés y una biblioteca con libros y artículos digitalizados sobre temas tales como Arqueología, Astronomía, Arqueoastronomía, Historia de las Religiones, Tradición Popular, Historia, etc.

Si deseas corregir, matizar, opinar o pedir más información sobre lo aquí apuntado, te animo a participar.

jueves, 2 de febrero de 2012

La cima sagrada de la Guiana como centro de los ejes del mundo



En mi opinión, la cima de La Guiana puede considerarse con todo derecho como un centro del universo, tanto por ser intersección de las direcciones solsticiales sagradas, los ejes fundamentales en la cosmovisión de muchos pueblos como los Hopi, los Kogi, los celtas o los latinos(1), como por ser una gran montaña, y consiguientemente, centro de unión del Cielo, la Tierra y el Infierno(2).


No han sido pocos los que han apuntado la antigua existencia de un lugar de culto precristiano en su cima, lugar donde tiempo después fue edificada una ermita dedicada de Nuestra Señora. Por ejemplo, José María Luengo decía:

«También la Guiana tendría en lo antiguo su pagana divinidad, que fue cristianizada por los monjes allá en remotas edades, cuando de la procesión no hay datos fidedignos conocidos —si se exceptúa la Virgen de Villanueva— sino desde el siglo XVI. Unas excavaciones sistemáticas y bien dirigidas en las ruinas de la ermita acaso dieran óptimos resultados»(3).


La Virgen de la Guiana no es sólo una de las Siete Hermanas en El Bierzo, sino la principal, la mayor, la Guiadora. Su ermita, construida en la cima de la montaña, contaba con dos naves que albergaban, cada una, una imagen de la Virgen de la Guiana, pertenecientes a San Pedro de Montes y Villanueva de Valdueza, respectivamente. Según Quintana Prieto, dos romerías partían de ambas localidades el Lunes de Pascua encontrándose en un lugar conocido como “El Encuentro” y trasladaban sus respectivas imágenes a la ermita de la Guiana, regresando el día de San Miguel de septiembre. Posteriormente, esta fecha se trasladó al 21 de septiembre, a San Mateo y finalmente al día de la Natividad de la Virgen el 8 de septiembre(4). José María Luengo dice que el día de la romería era el 15 de agosto(5). Fernández San Martín relaciona las cuatro fechas en las que se celebraba romería: lunes de Pascua, 15 de agosto, 8 de septiembre y 29 de septiembre(6).


Pascual Madoz, describía de esta manera este antiguo santuario a mediados del siglo XIX:

«AGUIANA (Ntra. Sra. de la ): santuario en la prov. de Leon, part. jud. de Ponferrada; es una mala choza con ho­nores de ermita, construida en la cúspide del monte del mis­mo nombre. Como la mayor parle del año están el mon­te y la ermita cubiertos de nieve , los monjes de San Pedro de Montes, tenian cuidado de bajar la imagen en solemne procesion y colocarla en la igl. De su monast. desde el 2.° do­mingo de septiembre hasta el 2.º día de la pascua de Pentecostés en que se volvia á subir á la ermita con la misma solemnidad y numeroso acompañamiento de gentes del país, que solo en estas épocas podían concurrir al desierto santuario. Las procesiones continúan, pero han perdido su aparato y brillantez, desde la supresión de los monjes. Mientras el preste y el resto del clero revestido con los ornamentos sagrados suben la empinada cuesta sobre po­derosas mulas, los jóvenes aldeanos se disputan y pagan muy caro el honor de llevar en hombros las pesadas andas de la Virgen; cada seis pasos hace alto la procesión, y el que más ofrece releva á otro do los que ya pagaron, y que su vez se creen desairados si con una nueva puja no recobran su puesto : esta costumbre no so observa en ninguna otra fiesta religiosa del pais»(7).

Según Fernández San Martín los de Montes la subían hasta el Collado, división con San Adrián. Estos la subían hasta el Campo de las Danzas donde esperaban los de Ferradillo para subirla hasta la ermita. La bajada se realizaba en orden inverso(8). Hoy la ermita está arruinada.

¿Y por qué digo que la cima de La Guiana puede considerarse con todo derecho como un centro del universo? Porque aquí se produce la intersección de dos alineamientos solares en el solsticio de invierno y en el de verano con dos puntos muy conspicuos del paisaje. Es cierto que los alineamientos son naturales y casuales, y puede objetarse que dado lo montañoso del paisaje, algún pico tiene que coincidir con un alineamiento de interés. Sin embargo, también es probable que la elección de esta cima como lugar sagrado, y no la de Pico Tuerto o La Cabeza de la Yegua, sea debida precisamente a esta circunstancia.

Ya hemos tratado este problema antes: para sostener la intencionalidad de los alineamientos astronómicos se requiere un análisis estadístico de frecuencias de declinaciones aplicado a un conjunto definido de lugares y monumentos como ya hicimos en Maragatería(9). En el análisis de un lugar o monumento concreto no vamos a poder librarnos de la duda sobre si los alineamientos astronómicos que estamos reconociendo fueron ignorados o integrados por las personas que otorgaron categoría sacra a la Guiana. Sin embargo, si quiero apuntar algo: con independencia de que está más que probado que pueblos prehistóricos y modernos se han servido y se sirven del Sol, la Luna y algunas estrellas para regular sus calendarios, no hay ningún esoterismo en la evidencia de alineamientos astronómicos en monumentos o lugares de culto antiguo. El hombre aprovechaba lo que le ofrecía la Naturaleza, y creaba modelos abstractos para comprender su comportamiento y poder influir en él, en su beneficio, ideando divinidades, espíritus, ofrendas, sacrificios, festividades, etc.

Pero, volvamos a la Guiana. Desde aquí, hacia el SE, se extienden los Aquilanos y el resto de los Montes de León: Cruz Mayor, Pico Tuerto, Alto de las Berdiaínas, Cabeza de la Yegua, Cerro del Picón, Teleno, Cerro del Gorro y Becerril. El resto constituye una línea de horizonte formada por picos y montes muy lejanos entre los que destacan claramente Capeloso y Catoute.


La salida del Sol en el solsticio de invierno se produce sobre el Cerro del Picón mientras que la puesta en el soslticio de verano lo hace sobre Capeloso. Desde la cumbre de la Guiana, la Silla de la Yegua también constituye un buen referente en el horizonte, y además tiene nombre propio. Aquí se produce la salida de la Luna en el lunasticio mayor Sur. Además, también podría estar presente un alineamiento solar en los equinoccios aparentes de Primavera y Otoño ‒es decir, no el equinoccio real sino el punto medio entre solsticios‒ sobre el Becerril. Es raro, ya que es el primero que he reconocido hasta ahora de todos los lugares estudiados, y además bastante impreciso, pero sería coherente, en fecha, con las ancestrales romerías en Pascua y Septiembre, y además, coincidente con la orientación del edificio de la ermita.




--------------------------------------------------------
(1) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M.A., Teleno, Señor del Laberinto, del Rayo y la Muerte. Un enfoque etnoarqueoastronómico para el estudio de los santuarios antiguos del corazón de la Asturia, Editorial Lobo Sapiens, 2011, pp. 199-203; MacCLUSKEY, S.C., Astronomies and cultures in early medieval Europe. Cambridge University Press, 1998, pp. 187, 293-295; KELLEY, D.H., MILONE, E.F., Exploring ancient skies. A survey of Ancient and Cultural Astronomy (2ª ed.), Springer, 2011, pp. 433-435; GUYONVARC'H, C.-J., LE ROUX, F., Los druidas, Abada Editores, 2009, pp. 314-317, 321-323,435-436; GRAN-AYMERICH, J.G., ALMAGRO GORBEA, M., El estanque monumental de Bibracte (Mont Beuvray-Borgoña), Complutum, Nº Extra 1, 1991, pp. 206-210

(2) ELIADE, M., Tratado de Historia de las Religiones. Morfología y dialéctica de lo sagrado, Ediciones Cristiandad, 2009 (1ª ed. 1949), pp. 186-196

(3) LUENGO MARTÍNEZ, J. M., De la tebaida leonesa: Montes y Peñalba, Tierras de León, nº 2, 1961, pp. 33

(4) QUINTANA PRIETO, A., Virgen de Aquiana, Bierzo, 1991, pp. 46-48

(5) LUENGO MARTÍNEZ, J. M., De la tebaida leonesa: Montes y Peñalba, Tierras de León, nº 2, 1961, pp. 33

(6) FERNÁNDEZ SAN MARTÍN, A., Revista del Instituto de Estudios Bercianos, nº 4, pp. 70-71

(7) MADOZ, P., Diccionario geográfico-estadístico-historico de España y sus posesiones de ultrama, Tomo I, p. 135, entrada AGUIANA (Ntra. Sra. de la )

(8) FERNÁNDEZ SAN MARTÍN, A., Revista del Instituto de Estudios Bercianos, nº 4, p. 71

(9) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M.A., Teleno, Señor del Laberinto, del Rayo y la Muerte. Un enfoque etnoarqueoastronómico para el estudio de los santuarios antiguos del corazón de la Asturia, Editorial Lobo Sapiens, 2011, pp. 267-282, 289-290
----------------------------------------------------------------
(1) La Guiana. Autor: Miguel Ángel González, 2011

(2) Ermita de la Guiana. Autor: Miguel Ángel González, 2011

(3) Monolito en el Campo de las Danzas. Autor: Miguel Ángel González, 2011

(4) LUENGO MARTÍNEZ, J.M., De la tebaida leonesa: Montes y Peñalba, Tierras de León, nº 2, 1961, pp. 25-44, Fig. 4

(5) Ruinas de la ermita de la Guiana. Autor: Miguel Ángel González, 2011

(6) Vista desde la Guiana. Autor: Miguel Ángel González, 2011

(7) Vista desde la cima de la Guiana hacia la Cabeza de la Yegua. Autor: Miguel Ángel González, 2011

(8) Vista desde la cima de la Guiana hacia Capeloso. Autor: Miguel Ángel González, 2011

(7) Orientación de la ermita de la Yegua hacia Becerril. Autor: Miguel Ángel González, 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...