Presentación

¡Bienvenido!

En este blog iré presentando distintos temas, tanto históricos como más actuales, relacionados con este olvidado rincón del Noroeste.

Ahora mismo, el objeto principal de mi interés es el estudio de los antiguos lugares sagrados y sus pervivencias en nuestro patrimonio cultural y arqueológico. Este blog es la continuación del estudio etnoarqueoastronómico con marco geográfico en el valle alto de los ríos Duerna y Turienzo en la comarca leonesa de Maragatería cuyos resultados publiqué en el libro Teleno, Señor del Laberinto, del Rayo y de la Muerte. En este libro se sientan las bases sobre el origen y pervivencias de un calendario prehistórico basado en equinoccios, solsticios y fiestas de media estación, los fundamentos de la práctica astronómica antigua y el uso de los lugares de culto prehistóricos como calendario en el paisaje.

A la derecha puedes encontrar varias páginas con un índice temático que relaciona las distintas entradas publicadas clasificadas por temas, un índice geográfico que visualiza en un mapa los lugares estudiados, una página con enlaces a aplicaciones o utilidades de interés y una biblioteca con libros y artículos digitalizados sobre temas tales como Arqueología, Astronomía, Arqueoastronomía, Historia de las Religiones, Tradición Popular, Historia, etc.

Si deseas corregir, matizar, opinar o pedir más información sobre lo aquí apuntado, te animo a participar.

miércoles, 20 de junio de 2018

Los petroglifos de Rabanal de Abajo






Peña Derecha
¿Recordáis aquel artículo(1) sobre los petroglifos de Zarameo, Matalavilla, Palacios del Sil? Aunque ahí no lo conté pero aquella salida finalizó con una visita a una casa particular de Villarino, la de Vicente, que muy amablemente nos mostró unos petroglifos presentes en unas losas del suelo del patio, que según nos contó su propietario, ya trajo su padre desde La Escrita acarreados por unos bueyes. De confirmarse su autenticidad estaríamos ante uno de los pocos ejemplos de zoomorfos grabados en la provincia de León. El otro está en Ucedo(2). Lo más notable de este grabado es lo mucho que recuerda a uno de los motivos presentes en las pinturas rupestres del abrigo de Finales, también conocido como La Escondida, en Librán. Pues bien, en este artículo José Anglés muestra que el área de extensión del arte rupestre se extiende desde Ancares, Burbia, A Somoza y Ribas del Sil a Laciana, concretamente Rabanal de Abajo, y comenzamos nuestra andadura precisamente en La Escrita, el lugar de procedencia de este antropomorfo tan curioso.

Brañadurria

La Brañina




El Cornón, al fondo a la derecha
Monte Glacheiro
Después nos encaminamos a Brañadurria donde encontramos más grabados en el pavimento de algunas casas y pasamos del valle del Urria al de la Brañina donde José me mostró una roca que afloraba del suelo con tres curiosas cazoletas. El paisaje circundante está franqueado por Monte Glacheiro, donde se pone el sol del solsticio de verano, y el Salgueiral con una vista abierta hacia el norte dominada por el Cornón. Las declinaciones producidas por los seis alineamientos definidos por pares de cazoletas son 39.0, -19.5, 4.5, 16.4, 47.9 y -20.8, es decir, dos de ellos corresponden a la salida de la luna en el lunasticio menor al Sur y otra la salida del sol en las fiestas de media estación de primeros de mayo y agosto.

Los cálculos en este enlace.



-------------------------------------------------------------------------------------------------------
(1) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Los petroglifos de Zarameo, Matalavilla, Palacios del Sil, Asturiensis Prouincia Indigena, 2018, https://asturiense.blogspot.com/2018/05/los-petroglifos-de-zarameo-matalavilla.html

(2) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., El zoomorfo y líneas de cazoletas de Ucedo, Asturiensis Prouincia Indigena, 2016, https://asturiense.blogspot.com/2016/10/el-zoomorfo-y-lineas-de-cazoletas-de.html

sábado, 16 de junio de 2018

La Peña la Agüela de Fenar de Candanedo



Recordemos otra vez aquel artículo que dediqué a la figura mitológica de La Vieja(1). Ahí hicimos mención a la Peña La Agüela de Fenar de Candanedo donde según la tradición vive una vieja que regala tortas a quien la visita. Un etnotexto recogido por Jose Luis Puerto nos permitirá un mayor detalle:

Bueno, sí, una que hacía ahí en Valdequintana, que amasaba y que llevaba los jueves a vender el pan pa el mercao a la Pola. Pero, bueno, eso eran leyendas. [Decían que era la vieja del monte] Sí, que amasaba el pan y lo llevaba a vender, las hogazas, a Pola. [¿Era una mujer de verdad?] No, no, qué va, qué va. Allí no había nada, solo es una peña, lo que pasa que, yo qué sé. Sí, sí, es una peña que hay, que es la Peña la Agüela siempre, la Peña la Agüela.
Sí, sí, que había una señora allí que amasaba y los jueves llevaba al mercao a vender las hogazas a Pola. Pero ahí no existe vieja ni nada(2).

Esta narración oral sobre la Vieja no es un simple cuento, está ligada a un lugar muy concreto, La Peña La Agüela. Es razonable preguntarse qué tiene de especial.






Hace un año la visité. Se encuentra en una zona como de atalaya rocosa, en una roca con una oquedad bastante amplia en su interior. Desde su interior la vista se limita a dos picos: Peña Castro y Alto La Peña, siendo en este último donde se produce la puesta de la luna en su lunasticio mayor al Norte. En un artículo anterior, La Vieja en el Alto la Tía, Horcadas(3), estudiamos un lugar legendario, el Alto La Tía, desde donde se asiste a la puesta de la luna en el lunasticio menor sobre Peña Verada. Éste tenía grandes concomitancias con Fuisagrao de Pedredo desde donde se producía el mismo fenómeno sobre la Cetrera del Teleno(4). Ahora es el lunasticio mayor al norte, pero luna al fin y al cabo. Podría ser, y esa es mi teoría de trabajo, que se trata de una reminiscencia de un antiguo lugar de culto, especial por la propiedad de producir este fenómeno astronómico.

Los cálculos en este enlace.
--------------------------------------------------------------------------------------------------
(1) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Quién es la Vieja, Asturiensis Prouincia Indigena, 2017, https://asturiense.blogspot.com.es/2017/01/quien-es-la-vieja.html

(2) Mª Mar Suárez Gutiérrez, Candanedo de Fenar, PUERTO, J. L., Leyendas de tradición oral en la provincia de León, 2011, p. 289

(3) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., La Vieja en el Alto la Tía, Horcadas, Asturiensis Prouincia Indigena, 2018, https://asturiense.blogspot.com/2018/05/la-vieja-en-el-alto-la-tia-horcadas.html

(4) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Cultos a la Luna en Maragatería: Pedredo, Asturiensis Prouincia Indigena, 2015, https://asturiense.blogspot.com.es/2015/04/cultos-la-luna-en-maragateria-pedredo.html

miércoles, 13 de junio de 2018

Petroglifos de Pedra Cabalar, Teixeira












Al pie del Monte de Pedra Cabalar, en Teixeira, hay una fuente con cinco caños, cada uno dedicado a curar una dolencia: Fuente Rubia para abrir el apetito, Fuente Blanca para los males de estómago, Fuente Xipela para la piel, Fuente Almorrana para aliviar las hemorroides y Fuente Carvalliños para el hígado. Ahí me condujo hace un año José Anglés para mostrarme dos rocas con cazoletas en sus inmediaciones. Desde aquí los montes más destacados a la vista son Vedualito, Catoute y Gistreo, sobre los que no se producen alineamientos de interés.





La primera roca consistía en una laja con cazoletas poco profundas, destacando un conjunto de tres formando triángulo. De la seis direcciones producidas una señala la salida del sol en las fiestas de media estación de primeros de mayo y agosto con una elevación de algo más de 2º y otra la salida del sol en el solsticio de invierno con una elevación de casi 20º.





La segunda, más próxima a la fuente, es mucho más compleja, com más cazoletas, destacando tres muy profundas. Nuevamente se producen dos alineamientos de interés entre los seis posibles: en la puesta del sol de las fiestas de media estación de primeros de mayo/agosto con una elevación de 25º y en la salida de las fiestas de primera estación de primeros de febrero/noviembre con una elevación de 1º.

De acuerdo a estos resultados parece que el alineamiento entre cazoletas relativo a las fiestas de media estación de primeros de mayo y agosto, que se repite en ambas rocas, permitiría subrayar el carácter milagroso y curativo de las aguas de la fuente próxima. En la celebración tradicional de las fiestas de primero de mayo el agua adquiere especiales propiedades: realza la belleza, mantiene la salud o es ingrediente para fabricar hechizos, y es el tiempo en el que, en la mayor parte de Europa, se hacen rogativas para pedir lluvias(1).

Los cálculos en este enlace.

------------------------------------------------------------------------------------------------
(1) CARO BAROJA, J. La estación de amor, Taurus, Madrid, 1986, 1ª ed. 1979, pp. 78-80

domingo, 27 de mayo de 2018

Los petroglifos de Zarameo, Matalavilla, Palacios del Sil



Mis amigos José y Alejandro
Hace un año José Anglés me mostró los petroglifos que había encontrado en la braña de Zarameo, Matalavilla, ayuntamiento de Palacios del Sil. Después de Ancares, Somoza, Burbia y Cervantes, José había conseguido reconocer la extensión del ámbito de influencia de los petroglifos a la comarca histórica de Rivas del Sil. Se encuentran en el refugio de Zarameo y consisten en una roca repleta de cazoletas más otra, a unos 86 metros sin intervisibilidad, más dudosa, con alguna cazoleta.








En el pico de la izquierda sale la luna en el lunasticio menor al Sur
En el pico de la derecha se pone el sol del solsticio de invierno
En el Couto, el pico de la izquierda, nace el sol de Beltaine y Lugnasad 
La línea del horizonte está dominada por tres picos innominados con una elevación superior a los 20º más El Miro de Tejedo, Cornón y Corona del Cuerno en un plano lejano, y Couto y otro cuyo nombre desconozco en un plano más próximo. Con dos de estos picos elevados se produce un alineamiento doble lunisolar en el solsticio de invierno y en el lunasticio menor al Sur desde la primera de las rocas, la más rica en petroglifos. La probabilidad de que se deban a una simple coincidencia es del 18.4%(1). Ya nos hemos referido en otras ocasiones a este interesantísimo tipo de alineamiento, dominante en el célebre Stonehenge, que hemos tenido ocasión de constatar en las cruces del Monte Irago que incluyen a la muy conocida Cruz de Fierro(2), la Piedra del Campanín de San Juan de la Mata, en El Bierzo(3), en Viforcos, Maragatería(4) o en Outeiro do Cribo en Armenteira, Pontevedra(5). En el artículo sobre las Cruces de Irago nos extendimos bastante en el significado de este fenómeno. Recordemos simplemente que:

la combinación de la detección del lunasticio sur mayor y menor y del solsticio de invierno señala a la noche más larga y oscura, la más terrible de todas. Sims indica que esta detección tendría interés en un momento en el que se está produciendo una sustitución de una cosmología lunar y femenina propia de los pueblos cazadores del Paleolítico en la que la Luna llena era momento de celebración y la Luna nueva de rígidos tabús y de aislamiento ritual de las mujeres, por otra solar y masculina que se desarrolla en el Neolítico en la que se produce un relajamiento en el respeto a este ciclo lunar y que busca subordinar y asimilar aquella integrando los antiguos rituales sagrados propios de la Luna nueva en un nuevo ciclo marcado por el Sol(6).

Desde la segunda roca, la más sencilla, se produce la salida del sol en las fiestas de media estación de primeros de mayo y agosto, las fiestas de Beltaine y Lugnasad. La probabilidad de que se deba a una simple coincidencia es del 57.7%.

Los cálculos en este enlace.
-------------------------------------------------------------------------------------------
(1) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Evaluación estadística de observatorios astronómicos prehistóricos, 2012, Asturiensis Prouincia Indigena, http://asturiense.blogspot.com.es/2012/03/evaluacion-estadistica-de-observatorios.htmlcos prehistóricos

(2) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Stonehenge y las cruces del Monte Irago, Asturiensis Prouincia Indigena, 2013, http://asturiense.blogspot.com.es/2013/12/stonehenge-y-las-cruces-del-monte-irago.html

(3) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., La Piedra del Campanín de San Juan de la Mata, El Bierzo, León, Asturiensis Prouincia Indigena, 2015, http://asturiense.blogspot.com.es/2015/02/la-piedra-del-campanin-de-san-juan-de.html

(4) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Petroglifos en Viforcos, Maragatería, Asturiensis Prouincia Indigena, 2016, https://asturiense.blogspot.com.es/2016/11/petroglifos-en-viforcos-maragateria.html

(5) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Outeiro do Cribo y la constelación del Ciervo, Asturiensis Prouincia Indigena, 2017, https://asturiense.blogspot.com.es/2017/05/outeiro-do-cribo-y-la-constelacion-del.html

(6) SIMS, L., Lighting up dark moon: ethnographic templates for testing paired alignments on the sun and the moon, Lights and shadows in cultural astronomy: proceedings of the SEAC 2005: Isili, Sardinia, 28 Junio a 3 de Julio, editado por Mauro Peppino Zedda y Juan Antonio Belmonte. Publicado por Associazione Archeofila Sarda, Isili, Italia, 2007, p. 309; SIMS, L., The 'solarization' of the moon: manipulated knowledge at Stonehenge, Cambridge Archaeological Journal, 16, 2, 2006, pp. 191-207

lunes, 21 de mayo de 2018

La Vieja en el Alto la Tía, Horcadas




Los seguidores de este blog recordarán el artículo que dediqué al significado del remotísimo mito de la Vieja, la faceta invernal de la Gran Diosa(1). En éste explicaba que La Vieja está muy presente en la toponimia, en particular en la leonesa, y ponía como ejemplo un dato apuntado por Nicolás Bartolomé Pérez: el Alto de la Tía en Horcadas, en la montaña oriental leonesa. Dejemos ahora que Nicolás Bartolomé nos dé más detalles:

En el extremo oriental de la montaña leonesa encontramos otra misteriosa «tía», término que en el León rural se aplica como tratamiento de respeto a cualquier anciana, aun cuando no exista relación de parentesco. Cerca del pueblo de Horcadas tenemos el Alto la Tía, un monte de casi 1.600 metros, doncon un gran montón de piedras y estacas que representa a una mujer gigantesca y fantasmagórica que fue construido por pastores de merinas, quienes tenían la costumbre de construir «tías» cerca de sus altas majadas(2).




















Pico Loto


La construcción de montones de piedras tiene un origen remoto y sagrado. Aunque en la antigüedad tenían una función religiosa compleja, desde la Edad Media hasta la actualidad han venido siendo utilizados, y también construidos, sólo como mojones, y en la actualidad como un simple fenómeno estético que en algunos lugares está produciendo importantes perjuicios medioambientales. Su antigua función sagrada es recordada con tradiciones de seres míticos que los habitan, con su integración en el cristianismo mediante una cruz o con la conocida tradición de depositar piedras en él. No podemos menos que recordar aquella referencia de Martín de Braga a tradiciones paganas en el noroeste peninsular:

Otro demonio, por fin, quiso llamarse Mercurio, que fue el inventor doloso de toda clase de robos y fraudes. A este los hombres avaros le ofrecían en sacrificio, como al Dios del lucro, montones de piedras, que lanzaban al pasar por encrucijadas de los caminos(3).

Existe una honda creencia que los montones de piedras constituyen la morada de antepasados míticos, ya sean hadas o gigantes, o que han quedado convertidos en piedra por algún pecado(4). Su explicación, ya lo hemos dicho en alguna otra ocasión, está en el cambio de actitud respecto a los muertos que surge con los primeros agricultores y ganaderos y que se traduce en el culto a los antepasados(5). El peligroso espíritu del difunto es aprisionado en la piedra, para que no cause daño, y sea objeto de ofrendas. Así, el megalito como piedra sacralizada por el espíritu que alberga en su interior es situado en el límite del territorio como advertencia a intrusos y protector del territorio:

El antropólogo inglés Hutton cree que estos monumentos megalíticos funerarios –frecuentes en las tribus no civilizadas de la India– tienen por misión “fijar” el alma del muerto y servirle de morada provisional cerca de los vivos; esto le permite influir en la fertilidad de los campos por las fuerzas que su naturaleza espiritual le confiere y, al mismo tiempo, le impide errar y hacerse peligrosa […] desde el punto de vista morfológico, se les puede comparar con los megalitos y menhires prehistóricos europeos […] cuando se trata de una muerte violenta (por rayo, serpiente, tigre) se erige el monumento en el lugar mismo del accidente […] Esto último revela el sentido originario de los monumentos líticos funerarios, porque la muerte violenta deja un alma agitada y hostil, llena de resentimientos […] la piedra funeraria se convierte así en un instrumento de la vida contra la muerte. El alma “habita” la piedra, como en otras culturas habita la tumba, que, por las mismas razones, es considerada como la “casa del muerto” […] “las piedras son el espíritu petrificado de los antepasados” [...] Hay rocas que representan o encarnan dioses, antepasados o héroes “civilizadores” […] Los khasis de Assam creen que la gran madre del clan está representada en los dólmenes (maw-kynthei, “piedras femeninas”) y el gran padre en los menhires (maw-skynrang, “piedras masculinas” […] En otras áreas culturales, los menhires encarnan incluso la divinidad suprema (uránica)(6).

En otra ocasión nos encontramos con un caso muy similar a este del Alto de la Tía. ¿Recordáis el artículo Cultos a la Luna en Maragatería: Pedredo(7)? Ahí tratamos sobre una tradición popular que se refería a antiguos cultos a la Luna en Fuisagrao, probablemente Foyo Sagrado, en relación con el Castro de Pedredo en cuya cumbre es tradición construir unos fitos de piedra, idénticos a las “tías” de la montaña oriental, que popularmente son recreaciones, también, de un gigante que participó en una lucha. Finalmente explicamos que toda éste más que probable antiguo lugar sagrado podría estar relacionado con el hecho de que desde aquí se produce la puesta de la luna en el lunasticio menor sur sobre el punto más conspicuo del monte Teleno: La Cetrera. Pues bien,..., desde el Alto de la Tía se produce el mismo fenómeno, pero en este caso en la salida de la Luna sobre Peña Verada (tb. Pico de las palabras). Sin embargo, la línea del horizonte es amplia y montañosa, repleta de picos. Considerando los más destacados: Piedra del Agua, Peña Verada, Pico Loto, Campriondo, Bodón, Serrones Negros, Pico de Yordas, Peña Santa y Pico Murcia obtendríamos un acierto de nueve lo que supone una probabilidad del 62% de ser una simple coincidencia.

Los cálculos en este enlace.
---------------------------------------------------------------------------------
(1) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Quién es la Vieja, Asturiensis Prouincia Indigena, 2017, https://asturiense.blogspot.com.es/2017/01/quien-es-la-vieja.html

(2) BARTOLOMÉ PÉREZ, N., A casa da Tía Prieta. La Vieja del Monte II, Diario de León, 27/12/2015, http://www.diariodeleon.es/noticias/revista/casa-da-tia-prieta_1034279.html

(3) MARTÍN DUMIENSE, De correctione rusticorum, en Obras Completas de Martín de Braga, edición y traducción de Ursicino Domínguez del Val, Fundación Universitaria Española, Madrid, 1990

(4) ALONSO ROMERO, F., Cultos y creencias en torno alos megalitos del área atlántica europea, Andavira, 2012, pp. 50-51, 60-61; SCARRE, C., Nuevos enfoques para el estudio de los monumentos megalíticos de Europa Occidental, en PH67, Especial monográfico, Boletín del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, pp. 12-23

(5) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Todos los Santos, el magosto y la fiesta del comienzo del invierno, Asturiensis Prounicia Indigena, 2012, http://asturiense.blogspot.com.es/2012/10/todos-los-santos-el-magosto-y-la-fiesta.html

(6) ELIADE, M., Tratado de Historia de las Religiones. Morfología y dialéctica de lo sagrado, Ediciones Cristiandad, 2009 (1ª ed. 1949), pp. 334-337

(7) GONZÁLEZ GONZÁLEZ, M. A., Cultos a la Luna en Maragatería: Pedredo, Asturiensis Prouincia Indigena, 2015, https://asturiense.blogspot.com.es/2015/04/cultos-la-luna-en-maragateria-pedredo.html
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...